sábado, 26 de septiembre de 2020

Off the topic: Elementos del Mindfulness que SÍ me ayudan en mi día a día

Ya sabéis que trabajo en el campo de la psicología y quizá, precisamente por eso, soy bastante escéptica con ciertas corrientes que se presentan como "la solución a todos tus males". Con el Mindfulness he tenido una relación "amor-odio" porque, por un lado, ciertos preceptos me gustan, pero por otro, se nos ha presentado últimamente como "solución a todos los males del mundo mundial" y está hasta en la sopa, y es por eso que a veces he acabado un poco hasta el gorro de esta filosofía.

No la culpo a ella, sino a las modas y al uso indiscriminado, sin concrección y a la ligera que hacemos a veces de ciertos conceptos. Hoy reflexiono sobre los principios mindfulness que SÍ me sirven en mi vida cotidiana.
¡Vamos al lío!

Elementos del mindfulness que ayudan




1. Mindfulness, ¿el nuevo "sana, sana"?


Como decía en la entradilla, no culpo al mindfulness de generar altas expectativas. Somos nosotros quienes nos las generamos (aplica esto a todo) y la búsqueda incesante de las personas de "eso" que nos dará felicidad absoluta es lo que a veces nos hace caer en creencias estúpidas, supersticiones o, peor aún, en manos de supuestos gurús que solo venden humo.  Pero la verdad es que, de un tiempo a esta parte, sólo me ha faltado leer que el Mindfulness curaría el Covid XD. Para afrontar la ansiedad, para aplicar a profesionales de los negocios, para resolver conflictos en el aula...¡hasta para adelgazar! ...he visto que recomendaban esta filosofía.

Y, aunque nada en esta vida es la solución final, pese a mi hartura y mi rechazo, reconozco que hay ciertos preceptos de esta filosofía oriental que sí se puede aplicar a muchísimos campos. Te cuento cuáles me sirven a mi.

2. Mindfulness en movimiento.

Elementos del mindfulness que ayudan 02Uno de los prejuicios que me alejaban un poco de estas ideas es asociarlas a meditación entendida (o mal entendida, mejor dicho), como un acto parecido a una relajación: sentada, con sus profundas respiraciones, los ojos cerrados, etc.. Y aunque sí podemos meditar...en movimiento podemos FLUIR.
Cuando voy a caminar sola, además de relajarme, mi creatividad se dispara. Se me ocurren nuevas ideas, incluso soluciones a algunos de los problemas cotidianos. Y esto es, mindfulness en movimiento. No hace falta pararnos para fluir.



3.Simplemente respira


No sé si conocéis el vídeo viral con este título, yo lo uso mucho en mis talleres porque me parece precioso y condensa muy bien varias ideas muy importantes:



Yo, que soy efervescente, necesito aplicar esta idea a mi día a día. Pero es que con mis alumnos y alumnas funciona también MUY BIEN. A la hora de mediar, resolver conflictos o incluso cuando tienen que contarme algo y no terminan de encontrar las palabras...una sencilla técnica para calmar(nos) marca la diferencia.


4. Párate y mira lo que estás viviendo

Elementos del mindfulness que ayudan  03

Volviendo a mi personalidad lagartija, enfocarme a veces me cuesta. Y me he dado cuenta que desde que hago fotos por gusto (cuando camino, paseo por la ciudad o incluso en mi terraza), he aprendido a "mirar" mucho mejor. Esa costumbre de pararme y enfocar me viene bien en otros aspectos de mi vida: ante un problema, ante algo que me preocupe o, simplemente, cuando quiero disfrutar de un momento especial...me paro, y lo miro, lo grabo. 

Y tú, ¿qué opinas del mindfulness?

¡Besos!

7 comentarios:

  1. Como tú, creo que es algo que tenemos integrado en nosotras mismas de forma natural, pero que lohemos olvidado, y que, además, se ha "redescubierto" deforma comercial mal enfocada en la mayoría de las ocasiones.
    La meditación esalgo muy amplio, hay milformas de hacerlo, tanto en estático, como en movimiento,y cada cuál debe encontrar la fórmula que le funciona, y ser consciented e que lo que hoy le va bien, mañana no, porque necesite reubicar energía y pensamientos de otra manera. Eso es lo bonito, que tenemos margen para poder elegir.
    Respecto a la respiración, teniendo en cuenta que llevo impartiendo clases de pilates casi 20 años, te imaginarás que es algo que no sólo comparto, sino que practico y llevo a misclases, proque es uno de los 5 fundamentos básicos de esta práctica, y porque es necesario aprender a respirar (cosa que creemos que sabemos, y no sabemos)
    Un besazo

    ResponderEliminar
  2. Sin duda practico mucho el Mindfunless en movimiento. Cuando salgo a correr me pasa lo mismo que a ti cuando sales a andar :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado mucho tu post. Es cierto lo que dices del mindfulness a veces la gente cree que es la cura de todo y como que no...En cuanto a lo que dices de la meditación lo tendré muy en cuenta, estoy cansada de la meditación de forma estática, seguramente en mi caso sea mejor hacerlo tranquilamente paseando de forma dinámica. Gran post un beso.

    ResponderEliminar
  4. Interesante post. Las modas, en cualquier ambito, hacen mucho daño. Nada es la panacea y todo hay que adaptarlo a nuestros objetivos, ritmo de vida y posibilidades reales.....milagros a Lourdes!! Mira si te digo cómo se ocurren a mi a veces ideas o soluciones....limpiando! Me abstraigo y me concentro en lo que hago pero a la vez en mis pensamientos...y surgen! Saludos!

    ResponderEliminar
  5. ¡Que razón tienes! Como con todo, hay que ser crítica y ver las cosas con perspectiva, que seguro que hay muchos elementos que funciona y te sirven, pero sí, no va a ser lo que cambie tu vida... Tomo nota sobre lo de meditar mientras se da un paseo, el estar sola con tus pensamientos también te hace reflexionar y centrarte, no hay que estar sentada con la música zen... ummmmm ;) Gracias por el post!
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. No conocía el vídeo y me ha encantado... yo que siempre voy en quinta velocidad tendría que empezar a pararme y respirar más a menudo.
    Besis

    ResponderEliminar

@gadirroja en INSTAGRAM