sábado, 6 de marzo de 2021

EL RESCATE DE MARZO: Productos que compraste por una influencer.

EL RESCATE DE MARZO: Productos que compraste por una influencer. Para el rescate de Marzo, Raquel, del blog Los augurios de la Luna de nos propone repescar un producto que compramos bajo la influencia de alguna beauty blogger (o youtuber, o Instagramer) a la que siguiéramos. Me ha parecido muy original la idea y aprovecho para recoradar y reflexionar un poco sobre todo este tema de las influencers y los blogs.

¡Vamos al lío!


EL RESCATE DE MARZO: Productos que compraste por una influencer. 02

La verdad es que, debe ser porque este mundillo me ha pillado ya con mis años, nunca he sido yo mucho de influencers. Tampoco soy una persona mitómana, la verdad: me gustan algunos cantantes y actores, pero no siento la necesidad de tener sus discos, películas, etc..

Ahora ya, un poco a vuelta de todo, no solo no me siento que no “soy de” influencers, sino que directamente – como a muchas de las que me leéis – la palabra influencer me produce desconfianza por la mercantilización que ha tenido todo este mundillo y el hecho de que las influencers son “gente guapa”, no gente que cree contenido, comparta experiencias o aporte más allá de cierta estética – bastante concreta y parecida por cierto-.

EL RESCATE DE MARZO: Productos que compraste por una influencer. 03

Así que cuando me puse a pensar qué he comprado yo por influencia, la verdad es que me ha costado…pero no tanto. En seguida vinieron a mi los recuerdos de las primeras bloggers y youtubers que sí transmitían cercanía, naturalidad y algo hecho por amor al hobby en sí, no buscando “followers”, “likes” o “engadgement”.

Y – aparte de que hayan sabido o no mantener esa naturalidad, que eso daría para otro post – recuerdo con mucho cariño de aquella época, cómo Aishawari me contagió la predilección por ciertos tonos de labiales de MAC e Isasaweis me enseñó el mundo de las sombras low cost con Kiko.

EL RESCATE DE MARZO: Productos que compraste por una influencer 04

En cuanto al labial, he rescatado el tono Costa Chic y las sombras que veias arriba swatcheadas, son de izquierda a derecha, los tonos Blondie, Golden Orange, Taupe, Iced Mocha, Herb y Purple.

Y ambos van a ser los protagonistas de este rescate, mezcla de añoranza del pasado y un poquito de hastío del presente. Todo era más puro entonces, pero bueno aquí seguimos algunas disfrutando de hacer lo mismo que hacíamos hace más de una década.

Y con ellos haré un maquillaje a finales de mes, que espero que os guste.

Mientras tanto, os dejo con la reflexión y os pregunto…

¿Sois de influencers? ¿Echáis de menos el mundillo pre-Instagram?

 ¡Besos!

21 comentarios:

  1. Pues entonces la entrada que yo publiqué ayer también cuenta como rescate de marzo ja ja ja.

    ResponderEliminar
  2. Y contestándote a la pregunta, yo no me considero ni de vuelta ni especialmente crítica, pero sí que me considero selectiva, elijo bien lo que quiero. Y respecto al mundo YouTube tengo tres o cuatro de cabecera y no las cambio por nada: Ratolina, Lety de My Crazy Makeup y Bylaumk y poco más. De las que son más Influencer de moda solo me gusta Marianela, que es pura frescura.
    Y sí, yo soy blogger de corazón de la primera jornada, Oldschool, y claro que echo de menos ese mundo 2008.
    Y respecto a la mercantilización, pues como en todos los sectores: lo que pasa es que nosotros lo hacíamos por placer y para ellas es su trabajo, normal que quieran cobrar por él, ¡que nadie vive del aire, señora mía!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me refiero a Youtubers (Ratolina para mí es Youtuber antes y más que influencer). Y entiendo que viva de ello, al fin y al cabo es maquilladora profesional y es una manera de enfocar su formación con un empleo relacionado. Me refiero a influencers como Naim Darrechi, Marina Yers, Dulceida.... Que viven de ser gente guapa y UE tampoco saben hacer otra cosa.

      Eliminar
    2. Jajajajaja esas que nombras es que ni las conozco. Sólo Dulceida y no me gusta por la misma razón. Entonces estoy cien por cien de acuerdo contigo

      Eliminar
    3. Yo creo que sí, en ese sentido tenemos opiniones semejantes

      Eliminar
  3. Yo no sigo influencer con las connotaciones que indicas, para mí las influencers de maquillaje que más me gustan por sus reviews sinceras sois Beatriz, nuestra querida miss potingues,mi amiga lady rock y tú, que ya sabes que compartimos muchos gustos y alguna cosita si que he comprado al verosla.Jeje así que esas cositas rescataré. Para mí no hay influencers hay influencias, en vosotras encuentro inspiración potinguera y opiniones sinceras. Te mando un besito enorme guapa !😘

    ResponderEliminar
  4. También compré parte de mi colección de labiales de MAC en esa época y por recomendación de Aishawari :D. De hecho, la gran mayoría de productos de belleza que compré en esa época era por recomendaciones de youtubers. Qué época, la recuerdo con gran cariño. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Yo no sigo influencers,tal como se adaptan a tu descripción, no le veo la gracia, sinceramente.
    Si sigo a alguien es porque me aporta algo, sabe hacer algo, me enseña algo, y, sobre todo, la encuentro natural, cercana, y humeana, tan imperfecta como el resto de los mortales; porque lo que nos une, no es precisamente el parecer que te acaban de desprecintar, sino las pequeñas sombras que todas tenemos.
    Ni lo echo de menos ni lo dejo de echar, porque considero que sigo el mismo tipo de gente, que afortunadamente la hay, y no me aferro demasiado a lo que ya no está.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo aferrarme tampoco, claro. Me aferro al sabor de comerme un topolino por la calle Ancha, a las mañanas de sábados con mi abuelo, al olor de vainilla de las batas mi madre o a lo que sentí la primera vez que vi a mis hijas. Aferrarse me parece una palabra mayor. Pero qué recuerdo aquellos años con nostalgia porque era más sincero todo este mundo, eso sí que sí.

      Eliminar
  6. Yo tampoco sigo a Influencer de hecho las que nombras solo conozco a Dulceida y no la sigo no me interesan mucho y desde luego no me influyen nada recuerdo con cariño la frescura de Aishawari y el ahumado Teddy de Alison Tregarte que me fascinó, ella esta irreconocible aunque supongo que seguirán siendo igual de buenos maquillajes y desde luego su Ahumado de Teddy sigue siendo el maquillaje que me hago cuando no se que hacerme y quiero hacerme algo bonito, favorecedor y que pegue con todo: lapiz Teddy + sombra Woodwincked de Mac y.... ¡no falla! Para mi ¡perfecto!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
  7. ayy cuánta razón en tus palabras... es que esto ha cambiado muchísimo... en fin. Y sobre el rescate no sé muy bien por dónde voy a tirar porque realmente muuuuchos productos sí los compro por recomendación de la gente que sigo (llamalas influencers o como quieras...) así que tengo tarea por delante jeje

    ResponderEliminar
  8. Hola.
    Yo es que sigo a muy pocos influences. Sí que me compré las sombras de Kiko cuando conocí a mi paisana Isasaweis. Ahora te sigo a ti, a Miss POtingues y alguna más.
    Me encantan las sombras que has elegido. Estoydeseando ver ese look a final de mes.
    Feliz tarde.

    ResponderEliminar
  9. Comparto tu opinión, ¡cuánta razón!
    Yo empezaría a interesarme en este mundillo tarde, allá por 2013 o así.
    Recuerdo no perderme ni un solo vídeo de Isasaweis, a ella la veía desde hacía más tiempo, sus paletas caseras que eran carátulas de DVD, el colorete "Coralista" de Benefit, el famoso "BeneTint", que yo decía: ¿qué hace echándose pintauñas por la cara, Diosito?, jajaja. Aishawari junto a Rbkita1987, me encantaba verlas en YouTube.
    No soy tampoco de fanatismos extremos "lo que lleva la Fulanita es lo más, lo ha dicho", no cariño, cuestión de gustos, como todo. Sigo a algunas chicas por IG, muy naturales, divertidas y sin postureos rancios.
    A ti, por supuesto. Fan suya.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  10. Yo hace muchos años también seguía a Aishawari xk me parecía cercana, pero hace años que le perdí el rastro. Me gustan mucho tus sombras
    Bssss

    ResponderEliminar
  11. Jiji yo también empecé con Aishawari, me encantaba!!! y también cai con los coleretes de NYX y sus sombras. Qué tiempos aquellos!!! Ahora todo es mucho más superficial.
    Muy buen post!!!
    Bss

    ResponderEliminar
  12. Opino exactamente lo mismo sobre las "influencers" y creo que sinceramente no he comprado nada por influencia. No tengo ningún labial de Mac, no tengo ninguna paleta "Naked" (y eso que me encantan las paletas neutras), no tengo ningún famoso producto de Benefit ni de Nars. En cuanto a los productos que enseñas, las sombras me parecen preciosas.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Estoy contigo, se nota muchísimo cuando una persona hace esto porque le gusta, porque hay ese entusiasmo investigador, a que cuando lo hacen por postureo, que promocionan lo monísimas que salen y, a veces, hasta desinforman (ese momento de "el agua no hidrata"... no, el que no hidrata es el botijo que falta en la casa de esta muchacha).

    Personalmente, prefiero a las bloggers en cuestiones de comparativas, creo que se lo curran más porque hablan realmente del proceso de usar algo, de si funciona o no un producto, no se quedan en el "me ha gustado o no" y eso genera una mayor confianza y comprensión sobre las cosas que valoramos cada una y qué podemos esperar del producto. Las influencers pueden ser curiosas sobre tendencias, pero no me llaman.

    Besotes

    ResponderEliminar
  14. Que buena reflexión, y en ese sentido coincido contigo. Esos inicios eran sinceros, que ahora también los habrá no digo que no, y muy puros. Y con respecto a la selección...genial! Deseando ver qué haces con ellos! Saludos?

    ResponderEliminar
  15. La verdad es que en su día abrí el blog (ahora muerto) porque era mi trabajo y una manera más de mostrarlo... pero al final me daba la sensación de que o caías en gracia, o eras pelota, o enseñabas lo que estaba de moda... o no te comías nada. Independientemente de lo bueno o malo que fuera tu trabajo (y sin creerme yo nada ni nadie, ojo).

    Aprovechando la pandemia y que me echaron del curro, di el salto a instagram, ya que también acabó por darme pereza currarme ciertos post en el blog para que los leyeran 3 personas, literal... y en fin, nada que ver.
    Ahora tiene sus pros y sus contras... a mi parece, mucho contra, ya que al final o haces cosas ultra-mega-extravagantes o nada, y mención aparte al tema de que hay más falserío... como en todos lados, supongo, pero no me acaba de molar.

    Echo MUCHO de menos el rollo que había antes entre blogs, las colaboraciones, los tags, la autenticidad. No sé si me explico.

    O que no me he sabido adaptar, ya no sé xD

    Besotes

    ResponderEliminar

@gadirroja en INSTAGRAM