miércoles, 17 de febrero de 2010

¿QUE HECHO YO PARA EDUCAR A ESTO?

Cuando de adolescente veía "Menudas estrellas" (o su equivalente ahora en la autonómica, "los niños de Juan y Medio, aquí en Andalucía), siempre le decía a mi madre que no soportaría tener un hijo ASÍ.

Me explico: un niño tiene que parecer un niño. No soporto a las folclóricas de 5 años, con mirada enrevesada, gesto torcido y boca de clavel lamentándose por Francisco Alegre y olé.
Y no es que no me guste el folclore. Y los niños me encantan, pero ya que vivimos en una sociedad donde la adolescencia cada vez empieza antes y dura más, puñetas, respetemos al menos a la infancia.

No puedo creerme que un niño cuente un chiste irónico y lleno de doble sentido o haga preguntas con carga extra de maldad a un famoso porque sea así de genial. Ese niño lo que está es amaestrao como un mono.

Y el pobre, además, con esta instrucción, ha ido dejando atrás sus verdaderas cualidades de niño: inocencia, frescura, imaginación... y la posibilidad de cometer errores y decir chorradas, sí, también eso.
Por ese motivo, cuando veo imágenes como la que acabo de encontrar, no puedo evitar preguntarme si, de vez en cuando, la mami y el papi de este primor no se preguntarán lo que cito en el título de este blog...

¿QUE HECHO YO PARA EDUCAR A ESTO?

... por cierto, el que todo un sector social le siga al rollo a esta criturita también dice mucho de la sociedad gilipollesca en que vivimos. Esto es como "El traje nuevo del emperador", ¿soy yo la única que piensa que esta niña es una hortera del copón (y que me perdonen las sociedades protectoras de la infancia, pero con quien hay que intervenir es con su entorno más cercano)?

8 comentarios:

_MORGAN_ dijo...

Cuanta razón tienes!! Con frecuencia hay padres que, tratando de vivir el éxito a través de sus hijos, acaban con todo lo cándido, dulce y exento de malicia que hay en la infancia.
Esta cria debería estar jugando con muñecas, en lugar de asistiendo a desfiles. La culpa? De quienes le dan alas!
Besos

Naoko dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, hay una edad para cada cosa y esta niña debería estar jugando con muñecas y con otros niños en el parque. Parece una niña revieja, hasta de aspecto! Un besote!

Danui dijo...

Dios! eso es una niña! hubiera jurado que era una vieja moderna!
Cuánta razón llevas, yo tampoco soporto a los niños que salen en ese programa, se lo tienen muy subido, la culpa es de los padres, que por querer sacar dinero, son capaces de todo. Que las preguntas que hacen esos niños, es seguro que se las dan en un guión, se nota a la legua.
Por cierto, te he dejado un meme en mi blog! un besito wapa!

Gadirroja dijo...

Gracias, danui, vamos a ello!

Rosalisha dijo...

q razón tiene Morgan esto pasa por culpa de padres frustrados q querian ser famosos y no lo consiguieron como el de hanna montana esa al final acaban todas drogadictas perdidas y aparentando 50 con 25 años q pena por dios ¡¡

miriam dijo...

estoy totalmente de acuerdo contigo, a esa niña algunos la catalogan de ser "mega guay" pero luego ponte tu lo que lleva la niña y te llaman ortera, aquí lo que veo es mucha hipocresia y que todo es puro marqueting y ganas de dar la nota
que vuelvan los niños normales por diooooss!!

Des choses de femmes dijo...

No te falta razón, hoy en dia los niños nacen enseñados o porqué no decirlo, con un plus de soberbia y mucho aire chulesco. Me duele el oido de escuchar al tipico niño de 10 años pronunciando alguna frase tipo " Qué Güena está esa tía troncooooo", " Le metía de tó menos miedo a esa churriii". Parece increíble pero esas frases las he escuchado miles de veces en mocosos que no saben ni lo que es la O en un canuto. Y que decir de las tipicas niñas que se creen superhipermega mayores por delinearse el ojo hasta mas no poder con 12 años... esta sociedad se echa a perder pero desde hace muchísimo tiempo.

Eli aka Negra Cabreada dijo...

Esa niña es Tavi no sé qué, es super famosa por tener un blog de moda (por lo visto bastante importante) muy conocido. Yo abogaría por quitarles la custodia a sus padres, esa niña aún tendría que estar jugando a la comba o con los patines enfrente de su casa, no metida en ese mundillo tan sórdido que es la moda. Qué triste me parece...

Me gusta