martes, 18 de mayo de 2010

DERECHOS MÍOS Y TUYOS

Retomando los psicopost, estoy preparando una serie de entradas sobre estos temitas que a todas nos vienen bien. Como ya presentaciones he hecho casi de todo, vamos a ir entrando en profundidades. Para eso, me gustaría empezar hoy por asentar las bases con una especie de “constitución” de las relaciones sociales desde mi “yo” como persona. Ahí va eso:

Hay una serie de derechos que todas las personas tenemos por el simple hecho de eso, de ser personas. A veces se nos olvida que los tenemos.A veces, se nos olvidan que los tienen los demás. En ambas ocasiones, se lia parda, jajaja.
SON LOS DERECHOS ASERTIVOS.

Leedlos, son más fáciles que un libro de la ESO, pero sí que es cierto que a veces me olvido de ellos (y entonces estoy perjudicándome) y otras veces de que las personas los tienen (y entonces, estoy avasallando). Chungo, chungo.

Bueno, vamos a ello (los comentarios de abajo son de la menda, por eso las expresiones ;)
1.       Tienes derecho a actuar de modo que por muevas tu dignidad y respeto por ti misma siempre que no sean violados los derechos de los demás. 
Hombre esto es lo típico de “mi libertad acaba donde empieza la del prójimo”, pero ¡¡cuántas veces encontramos que lo que la otra persona considera “salvaguardar su dignidad” es una falta a nuestros ojos!!

2.       Tienes derecho a ser tratada con respeto. 
Esto a ver cuando lo entienden mis niñas de la ESO, no sabéis qué cosas me consienten en sus relaciones afectivas sin estar ellas de acuerdo (¡!)

3.       Tienes derecho a decir NO sin sentirte culpable. 
Uf, yo que soy mamá sé que cuestamuuuucho, pero también que es imprescindible para educar.

4.       Tienes derecho a tener y expresar los propios sentimientos y opiniones. 
¿Os ha pasado alguna vez el sentiros culpables por cierto sentimiento, digamos, poco ético hacia alguien (pa’lo bueno o pa’lo malo) a mí sí. Y cuestan tela de aceptar, la verdad. Aunque también es cierto que una vez los aceptas también los vas superando.

5.       Tienes derecho a tomarte tiempo para parar, pensar, reflexionar y decidir. 
Este me lo voy a imprimir enTimesNew Roman 78, a ver si me lo meto en la cabeza, que siempre voy pasada de revoluciones.

6.       Tienes derecho a cambiar de opinión. 
¡¡Y cómo joroba cuando nos dicen “…pues tú antes decías que…”, ¿qué pasa? ¿qué no puedo evolucionar? ¿no puedo cambiar de idea?

7.       Tienes derecho a pedir lo que quieres. 
Uff, esta también me costaba tela hace unos años y al final terminaba bastante enfurruñada por no haber obtenido lo que creía justo y correspondiente (pero claro, tampoco lo había pedido, muy digna yo). Ahora, como dice mi madre, “parece que me ha hecho la boca un fraile”, jajaja.

8.       Tienes derecho a no hacer más de lo que humanamente eres capaz de hacer. 
Otro que – estoy segura – todas las mamás tenemos que apuntarnos.

9.       Tienes derecho a pedir información y ser informada 
Bueno este está para mí bastante claro, pero para algunas dependientas de cosmética se ve que no tanto, jajaja.

10.   Tienes derecho a cometer errores 
¡¡Coñe!! Que somos humanas, yo la primera, por eso prefiero escribiros donde más fallo, porque este tipo de recomendaciones parece que las escribe un Don Perfecto y de eso na-de-ná.

11.   Tienes derecho a sentirte bien contigo misma. 
Yo creo que este derecho las potingueras lo tenemos bastante claro, no chicas? ;)

Me gusta