viernes, 21 de mayo de 2010

Ni rural, ni guiri: clandestina

El post de hoy se sale un poco de lo típico porque es un poco más personal. El título hace referencia a cómo me siento en el pueblo en el que vivo: Mis hijas y mi trabajo me llenan, y sin embargo, a pesar de todo, echo en falta un sentimiento de pertenencia que no me nace de dentro, aunque lo intente.

Cádiar tiene unos 1.000 habitantes (pequeñísimo, ya véis), y se ubica geográficamente en el "corazón" de la Alpujarra Granaína. Amos, en toa la mitad del monte, para entendernos, jajaja. Aunque soy de costa y me vuelve loca ver el mar, también amo esta tierra. Sus montes, caminos, valles y riachuelos, sus moras silvestres y sus olivos...
...las noches de verano en este cielo se ven más estrellas de las que nunca ví en otro, y el aire fresco de la sierra ayuda a dormir en las duras noches de Julio.
Esa mijita blanca de ahí son las casitas de Cádiar

Y he dicho que amo la tierra, es verdad. Pero no tengo sentimiento de pertenencia.
Siendo bastante simplistas, podríamos hablar aquí de dos grupos de población: la autóctona alpujarreña y los guiris (ingleses). Hay también rumanos, pero cada vez menos porque con la crisis están volviendo a su tierra, donde ahora están mejor que aquí. Ironías de la vida.
Los cielos de mar son bonitos, pero los de sierra tienen un puntazo, también

La gente de "mi generación" de aquí son pocos: muchos se quedaron en la capital tras estudiar, y no vuelven más que por vacaciones (cuando yo me voy). Las que sí se quedaron, comparten algunas características que me chocan jajajaja:
- Antes de las 8 de la tarde hay que estar en casa para hacer la cena del marido (os juro que los hombres de la Alpujarra no son mancos). Por supuesto marido, nada de parejo. Aquí to-er-mundo está casado by the church.
- Lo más en verano es sacar la silla a la sombra, en la acera de tu casa, y comer pipas con el vecindario hasta que anochece.
- La mayoría de las mujeres trabajan en la casa, porque fuera no hay trabajo.

Ninguna de estas tres cosas es mala!! Pero ... me aburren mis coetáneas :( Salvo alguna compi de la asociación de mujeres que tiene otras perspectivas, me llevo bien con todo el mundo, pero sin profundizar demasiado. Digamos que muchos marchotes no me pego.
Con Marina en el río. No hablaba aún, aunque en la foto parecemos filosofear jajajja

Ahora vamos a la población guiri, con la que, curiosamente, comparto más cosas y me encanta practicar mi inglés con ellos. Son bastante hippies y les encantan empanzonarse de cerveza en las terrazas del pueblo. Están todo el año achicharraos de sol y nadie sabe en qué curran.

Estos dos grupos son bastante cerrados. No hay tensiones, pero tampoco relaciones.
Hay unos cuantos locales "guiris" en los que solo entran ingleses. La belga a la que le compro la bisutería se me quejaba con toda la razón... "Las mujeres del pueblo compran bisutería de peor calidad en los mercadillos por el mismo precio al que yo vendo mi artesanía. Pero aquí no entran porque soy guiri".
¿Y sabéis qué es lo pero? Que tras siete años viviendo aquí tengo que darle la razón a esta señora.

Los ingleses (salvo algunos) tampoco se matan por integrarse: algunos llevan el mismo tiempo que yo aquí y aún no hablan el español. Fijáos qué papelón para ir al centro de salud, al super o tener una entrevista con los maestros de sus hijos (yo las hago en inglés, pero algún compañero se niega y me parece totalmente lógico).

Pos... ahí en medio estoy yo. Jajaja. Ni granaína, ni alpujarreña, ni guiri.
Ni rural-tradicional, ni hippie-extranjera.

Por eso a veces, desde la terraza de un bar, contemplo a la gente del pueblo y aunque feliz, me siento un poquito clandestina.

...bueno, no veas qué rollazo biográfico os solté hoy!
¡¡Un beso!!

9 comentarios:

_MORGAN_ dijo...

Me ha encantado el post!
Primero: Que cosa mas mona de niña tienes!! Que yo sepa es la primera vez que nos la enseñas, no? Tiene una carita mas dulce...
Segundo: Me parto con tu descripción de las alpujarreñas... hay que ver! Como si estuvieras describiendo a mi abuela y las amigas! jajajaja. Que yo también sacaba la silla a la acera cuando era peque, mientras las abuelas de la calle hacian punto y charlaban... Ves porque digo que soy de pueblo?
Tercera: Hay que ver que paisajes tan bonitos teneis por esos lares, cuanta tranquilidad...

Y no sigo, porque si no esto se me hace eterno.

Un besazo!

Heaven* dijo...

Que entrada más bonita! Pues fíjate que yo hecho de menos un poco el pueblo y la vida rural. Yo vivo en un pueblo cerquita de Barcelona (bueno pueblo, lo que se dice pueblo...porque esto ha ido creciendo y ahora ya no nos conocemos todo el mundo!) Pues eso, yo estoy muy feliz de estar aqui, pero quizas eche de menos eso de sentarme en el portal los veranos o dar una paseo por la noche. Si es cierto, tenemos todo a mano, pero es lo que tiene, demasiada gente, demasiados coches, demasiados "follon"...pero bueno, tengo la playa cerquita, así que los veranos me escapo con la bici! Si vienes algun día por estos lares, no dudes en llamarme! :)

Y por cierto, que foto tan tierna con tu niña! ^^

Besos!

Eurídice dijo...

Te puedo decir que así me he sentido yo casi toda mi vida hasta hace no mucho. Te cuento:

Nací en Melilla, pero con poquito más de un año destinaron a mi padre a Tarragona y ahí me crié hasta los 11 años. Los veranos veraneaba en Melilla, y yo era 'la catalana'. Cuando regresaba a Tarragona yo era 'la andaluza', y así andaba yo en mi día a día hasta que alguien me preguntaba (tanto en una ciudad como en otra) y tú, ¿de dónde eres?. Al principio lo tenía clarísimo ¡de Melilla! y me decían no no no, tú eres catalana, a lo que yo me quedaba chafada y pensaba será verdad. Cuando empecé a decir pues soy catalana, de Tarragonaz me empezaron a decir qué dices ¡eres de Melilla... y tú verás cómo he estado yo muchísimos años...

A los 12 años a mi padre le redestinaron a Melilla, en donde seguía siendo 'la catalana', yo ya respondía con lo de nací en Melilla, viví en Tarragona toda mi vida y ahora he vuelto con un profundo desarraigo que no me cabía dentro.

Imagínate!!! durante toda la vida no has pertenecido a ninguna parte o a todas a la vez y encima nadie te reconoce tu derecho 'de pertenencia'. Lo llevé una mijita mal...

Hoy por hoy tengo 29 añazos y desde los 12 estoy aquí. Ya nadie me discute de dónde soy o a quién pertenezco (a mi pare y a mi mare). Me gusta conocer todas las culturas que pueda conocer de primera mano y no me importa integrarme en ambientes que, aunque no esté bien vistos, a mi me hacen sentir bien. Por cierto, bien vistos dependiendo de los ojos que los miren, como en tu pueblo jajajaja

Bueno, después de este tostonazo sólo pretendía decirte que conozco tu sentimiento clandestino pero, gracias a dios, todo pasa :)

Por ciertoooooo!! qué niña más preciosa que tienes ¡tiene a quien parecerse!!! y los paisajes... me encantan!

Otra cosa, flower power, mi nenito y yo nos iríamos divinamente a un pueblecito a vivir para estar mucho más tranquilos, y no es que aquí se viva con estrés pero es que nos tira esa vida :) ahora, sólo saldré a comer pipas a la puerta de casa cuando haga fresco y tenga con quien hablar de un buen libro :P

Paola dijo...

q bonito el post nena, con esto ya conocemos un poquito más de ti y de los tuyos! ;)

mara_ft dijo...

me ha gustado mucho tu entrada, jeje. por cierto, gracias por comentar en la de la MAH, qué glamurazo eH? jaja. un besazo

Luna Catorce dijo...

¡Hola Gadi! ¡He disfrutao un montón yo también leyendo esta entradita biográfica! Y a riesgo de no ser original: ¡qué linda tu niña! Y también qué bueno verte a ti, aunque no estás mirando pa la cámara.

Pues en el barrio de El Campo de la Verdad, de Córdoba, donde vivían mis padres de chicos, hasta hace 25 años también se sacaban las sillas a la puerta en verano, a comer pipas y charlar. Ahora no sé.

Por un lado me gusta todo lo que ofrece una gran ciudad, como Madrid, pero también creo que me gustaría vivir en un lugar tranquilo, siempre que tenga a mi lado a las personas que más quiero. (Y haya un Mercadona y un Aromas cerca, jajajaja).

Espero impaciente que pruebas mis muestras. ¡Un abrazo!

Luna Catorce dijo...

Acabo de recibir tu mensaje, y aunque te he contestado en mi blog, también aquí te digo: ¡estupendo! ¡estoy impaciente! ^_^

Ladamadelcuore (Lidia) dijo...

Buenisimo post! Me encanta que nos sueltes perlitas sobre tu estilo de vida, tu pueblo, es muy interesante, de veras! Y el paisaje... Uhm... Ya me gustaría escaparme de vez en cuando de la ciudad para explorar la natura, que en la ciudad ya no se aprecia! En fin, saludos ;)

*adictaalshopping* dijo...

como siempre, muy muy muy interesante :D

Me gusta