viernes, 11 de junio de 2010

El Gallo Pichurri y los collares de Gadirroja

El post "no-make-up" de hoy va de exaltación de la amistad. Y de su química.

Cuando digo en los vídeos "que me voy de tapillas..!" es porque he quedado habitualmente con la misma pareja de amigos, que viven también aquí en el pueblo. ¿Qué contaros de ellos? Que son bellísimas personas, con una educación exquisita y unas ganas de cachondeo exquisita también. O sea, los amigos perfectos.

Y cuando hay ese feeling, esa química, las conversaciones (a pesar que bebimos cerveza y tinto de verano con moderación) van saltando de un tema a otro con esta locura de hilo argumental...

- El gallo Pichurri (que es de la madre de mi amiga, y es un déspota en el gallinero: no levanta un palmo y tiene a los gallos grandes acobardaos y a las gallinas enamorás)... Mmmm... algun gallo Pichurri hay suelto también por ahí, verdad?

- Los collares de Gadirroja: Tenían puesto en el bar el programa de las mujeres ricas, y una de ellas enseñaba su armario. Mi amiga y su marido exclamaban "¡qué de ropa!", "¡qué de zapatos!", etc. A esto que sale un cajón con los collares de esta señora y dice mi amigo "¡Un cajón solo para collares!" ...y salta mi-manolo, famoso por su discreción "Shhhh, que Gadi tiene uno también" y yo, justificándome, "...Eh!, que los mío son de a tres euros". Jajaja. La situación se repite idéntica cuando enfocan el baño de la señora y salen sus potis, imaginaos.

- Juanita Waterfly. Este es el pseudónimo que usa Marina cuando juega a ser la equilibrista. Nosotros le vamos poniendo "pruebas" (tranquilas, que no la monto en las banquetas, jajaja) y ella se entretiene. Que conste que el nombre artístico, tan cañí y tan guiri a un tiempo lo eligió ella (influencias interculturales, I suppose: en su clase hay 2 inglesas, una rusa y una rumana, y me encanta!).

¿Qué locura de charlas no? ¡¡Pero qué divertidas y relajantes!! Y cómo son aceptadas con naturalidad entre nosotros por la confianza y el cariño. Claro que otras noches toca hablar de crisis, familia y problemas personales, pero estas noches de disparate mágico, de absurdos por amistad... me encantan.

¿A que también os sucede?

@gadirroja en INSTAGRAM