lunes, 28 de junio de 2010

No es un juego de niñas

...me refiero a los trastornos de la alimentación y la imagen corporal, que es como se llama al amplio espectro que conocemos a menudo por "anorexia" o "bulimia". En realidad no existen "anoréxicas puras" o "bulímicas puras" como tal. Son personas (en su mayoría mujeres, de ahí el femenino) con una imagen de sí mismas distorsionada y con hábitos de alimentación peligrosísimos para la salud: ayuno, atracones más vómitos provocados, o más abuso de laxantes, de diuréticos, práctica de actividad física desmesurada (estas últimas son características de la bulimia, no sólo vomitar)... y normalmente, como decía, las personas con TA van pasando de una fase a otra (ayuno/me laxo/ayuno/me doy atracones...).

¿Y a qué viene esto hoy? Pues a que me ha cabreado un artículo publicado en uno de los suplementos de los  sábados supuestamente dirigidos a "Mujeres modernas" (aunque eso sí, hablan de lo de siempre!). Voy al lio.
En el artículo se habla de cómo la anorexia, que es una enfermedad crónica, afecta ahora a mujeres de 30 a 60 años. Es totalmente cierto. He tenido compañeras (señoras profesoras, inteligentísimas, responsabilísimas, apañadísimas) que han superado este problema en la adolescencia y siguen teniendo recaídas. Su peso nunca ha vuelto a ser "normal", se mantienen en el delgado límite de lo salubre y suelen ser especialistas en excusas para no asistir a eventos en los que haya comida, con lo que se acaban quedando un poco al margen de la parte social de nuestro trabajo.

Lo que me contó una vez una de ellas me recuerda a lo que le sucede a una persona que ha superado la alcoholemia: el fantasma siempre está ahí, a tus espaldas. Durísimo.

E imagino que igualmente, habrá médicas, madres, directoras de banco, cuidadoras... esta lacra del siglo XX que amenaza con perseguirnos algunas centurias más, porque la cosa no veo yo que avance mucho.

¿Y entonces, el cabreo del artículo, en qué queda? Pues en primer lugar a ciertas afirmaciones (que están ampliamente admitidas, vaya no es que lo digan ellos porque sí). Las causas de los TA es una suma de circunstancias (que yo llamaría más claramente "presión social hacia la mujer en toditos los medios de comunicación") más...
- Baja autoestima (un momento, y la autoestima...se nace con ella...o se construye también socialmente?)
- elevada autoexigencia (jajaja me recuerda a los típicos anuncios de señoras profesionales, amas de casa, tías buenas y estupendas amantes...¿creen ustedes que se hereda la autoexigencia?)
- hipersensibilidad a la crítica (tampoco creo yo que esté en ningún gen ,este rasgo. aparte que no es otra cosa que un rasgo derivado del primero, las personas con autoestima sana no son hipersensibles a la crítica).
- Alta necesidad de aprobación externa (más de lo mismo, si mi autoestima es sana no busco tanto la recompensa "social").

...a lo que voy... ¿no están todos estos rasgos derivados de una formación social de las personas? Es que es bastante molesto que se describa a las personas con TA como si fuesen ellas las propias "culpables" (por tener la autoestima baja, por ser tan perfeccionista, por dejarte llevar...) cuando ahí afuera hay todo un "mercado social" exigiéndote e imponiéndote lo contrario.

Y por supuesto que, ver este artículo incluido en una publicación en la que se codea con otros artículos del tipo (literalmente): "Piernas de infarto", "¿Quieres parecer más delgada?"...sin olvidar, por supuesto los estupendos anuncios con protagonistas delgadísimas cada dos páginas. Y esto, contando que no es de las más "cañeras", en este sentido.

...menos mal que algunos cambios se van viendo, como el estupendo blog coordinado por Alejandra Yáñez. Lo he descubierto este fin de semana de la mano de Tanti Sanz (http://www.youtube.com/user/TANTISANZ) y se agradece por dar visibilidad a una realidad que es también BELLA y SEXY. http://www.orgullogordo.com/

¡¡Besos!!

Me gusta