martes, 20 de julio de 2010

Brunetti, entrañable; Donna Leon, muy recomendable!

Hoy aparco los psico-post porque toca libro-post. Anoche terminé el último que estaba leyendo, "Cuestión de fe´", de Donna Leon.

Es curioso como descubrí a esta autora, hace unos dos años. Ahora se ha convertido en una de nuestras favoritas (y digo nuestras porque mi-manolo se los bebe también: quitando que yo no leo los suyos de geografía, y el no abre los míos de psicología, compartimos interés en novela: histórica, crimen, suspense...).
Hace, como digo, un par de años, vinieron a mi centro un par de comerciales de no recuerdo qué editorial a dar a conocer una enciclopedia. Normalmente, les ofrecemos un espacio para que den la información y no solemos comprar nada. Ellos, últimamente, te dan un obsequio por ir a su charla.
El caso es que yo nunca voy a las charlas: me escaqueo. Primero porque suelen ser en la hora del café que no perdono (¡ni aunque viniera a dar la charla Pérez Reverte, jajaja!) y segundo porque dan una chuminada y me aburro a cambio. Además con el rollo de que soy orientadora y no "tengo" libros de texto, me hago la loca.
Resulta que acababa ya la mañana cuando me acecha un comercial por el pasillo. Pongo mi mejor cara de empaná para la ocasión.
"Pásate un rato, mujer blablabla...además tenemos un regalito blablabla ... un collarcito para vosotras o un libro para los compañeros blablabla"
"¿¡Cómo?!"- volví al modo ON - "¡¡Que yo no quiero un collarcito!!" (y mira que me gustan pero me j**ió viva que fuesen a dar por hecho que por ser mujer prefería bisutería a un libro!!).

Total... que fui por puro cabreo de pillar un libro para darle (figuradamente, que estábamos en un centro educativo!) en la cara...y todo estaba muy "rebuscao" porque todos mis compis habían pasado ya por allí. Ví uno llamado "Piedras ensangrentadas", de una tal Donna Leon y lo cogí.
Gracias a ese arrebato he descubierto a uno de los detectives más interesantes y entrañables de nuestra novela actual (amos, que si no es por mi-manolo y porque es de papel le tiro los tejos fijo, yo al Brunetti!):
inteligente, con convicciones, entrañable y capaz.
Sus pesquisas se desarrollan en la bella ciudad de Venecia, de la que Guido (así se llama Brunetti), tiene una opinión muy diferente a la de los turistas que la miramos desde fuera, porque la ama y le duele. Las historias están salpicadas de ecología, política, relaciones humanas, prejuicios que desmontar... llenas de tesoros que nos hacen reflexionar, porque Donna Leon es una americana muy especial, muy crítica que lleva establecida en Venecia muchos años después de dar muchas vueltas en su vida.

En este caso, Brunetti tuvo que enfrentarse a los "visionarios" que timan a personas en momentos clave de su vida y les engañan con su psicología barata para sacarles los cuartos. Pero para que veáis mejor como la prosa de Leon está llena de reflexiones dignas de echarles el rato, os dejo un fragmento:

"También Puntera se había adaptado al nuevo orden de cosas: nada de lo que hacía se salía de la tónica actual, y era poco probable que pudiera demostrarse que la jueza Coltellini había maniobrado a su favor. Brunetti tuvo que reconocer, con amargo cinismo, que las revelaciones que Fontana pudiera haberse decidido a hacer no suponían peligro alguno para ninguno de los dos. Quizá existía el riesgo de que Puntera y Coltellini fueran puestos en entredicho, pero si el ser puesto en entredicho fuera un obstáculo para el progreso de una persona, no habría Gobierno ni habría Iglesia.".

jajaja toma final de párrafo! Qué bueno!!
Bueno... os dejo que tengo que rebuscarme un librico nuevo. ¿No os da mucha ilusión elegir cuál será vuestra próxima lectura cuando acabáis un libro?


@gadirroja en INSTAGRAM