martes, 20 de julio de 2010

Brunetti, entrañable; Donna Leon, muy recomendable!

Hoy aparco los psico-post porque toca libro-post. Anoche terminé el último que estaba leyendo, "Cuestión de fe´", de Donna Leon.

Es curioso como descubrí a esta autora, hace unos dos años. Ahora se ha convertido en una de nuestras favoritas (y digo nuestras porque mi-manolo se los bebe también: quitando que yo no leo los suyos de geografía, y el no abre los míos de psicología, compartimos interés en novela: histórica, crimen, suspense...).
Hace, como digo, un par de años, vinieron a mi centro un par de comerciales de no recuerdo qué editorial a dar a conocer una enciclopedia. Normalmente, les ofrecemos un espacio para que den la información y no solemos comprar nada. Ellos, últimamente, te dan un obsequio por ir a su charla.
El caso es que yo nunca voy a las charlas: me escaqueo. Primero porque suelen ser en la hora del café que no perdono (¡ni aunque viniera a dar la charla Pérez Reverte, jajaja!) y segundo porque dan una chuminada y me aburro a cambio. Además con el rollo de que soy orientadora y no "tengo" libros de texto, me hago la loca.
Resulta que acababa ya la mañana cuando me acecha un comercial por el pasillo. Pongo mi mejor cara de empaná para la ocasión.
"Pásate un rato, mujer blablabla...además tenemos un regalito blablabla ... un collarcito para vosotras o un libro para los compañeros blablabla"
"¿¡Cómo?!"- volví al modo ON - "¡¡Que yo no quiero un collarcito!!" (y mira que me gustan pero me j**ió viva que fuesen a dar por hecho que por ser mujer prefería bisutería a un libro!!).

Total... que fui por puro cabreo de pillar un libro para darle (figuradamente, que estábamos en un centro educativo!) en la cara...y todo estaba muy "rebuscao" porque todos mis compis habían pasado ya por allí. Ví uno llamado "Piedras ensangrentadas", de una tal Donna Leon y lo cogí.
Gracias a ese arrebato he descubierto a uno de los detectives más interesantes y entrañables de nuestra novela actual (amos, que si no es por mi-manolo y porque es de papel le tiro los tejos fijo, yo al Brunetti!):
inteligente, con convicciones, entrañable y capaz.
Sus pesquisas se desarrollan en la bella ciudad de Venecia, de la que Guido (así se llama Brunetti), tiene una opinión muy diferente a la de los turistas que la miramos desde fuera, porque la ama y le duele. Las historias están salpicadas de ecología, política, relaciones humanas, prejuicios que desmontar... llenas de tesoros que nos hacen reflexionar, porque Donna Leon es una americana muy especial, muy crítica que lleva establecida en Venecia muchos años después de dar muchas vueltas en su vida.

En este caso, Brunetti tuvo que enfrentarse a los "visionarios" que timan a personas en momentos clave de su vida y les engañan con su psicología barata para sacarles los cuartos. Pero para que veáis mejor como la prosa de Leon está llena de reflexiones dignas de echarles el rato, os dejo un fragmento:

"También Puntera se había adaptado al nuevo orden de cosas: nada de lo que hacía se salía de la tónica actual, y era poco probable que pudiera demostrarse que la jueza Coltellini había maniobrado a su favor. Brunetti tuvo que reconocer, con amargo cinismo, que las revelaciones que Fontana pudiera haberse decidido a hacer no suponían peligro alguno para ninguno de los dos. Quizá existía el riesgo de que Puntera y Coltellini fueran puestos en entredicho, pero si el ser puesto en entredicho fuera un obstáculo para el progreso de una persona, no habría Gobierno ni habría Iglesia.".

jajaja toma final de párrafo! Qué bueno!!
Bueno... os dejo que tengo que rebuscarme un librico nuevo. ¿No os da mucha ilusión elegir cuál será vuestra próxima lectura cuando acabáis un libro?


7 comentarios:

Ich Selbst dijo...

Síiiiiiiii, además, yo me pongo tontorrona y todo jajajaja

Tengo pendientes muchos libros ahora, pero me he pedido 'La soledad de los números primos' y creo que esperaré a que me llegue.

Le presté a una amiga 'El club de las malas madres' y era el próximo que me pensaba leer... bueno, esperaré, hay tiempo ;)

Si empiezo otro pues voy y lo casco, no pasa res jajajajaja
(qué políglota soy, ea!)

Küsse!!!!!!!!!!!!

Miss Bittersweet dijo...

Yo quiero leerme Ana Karenina (clasicazo!) te lo as leido? opiniones?
También tengo en cuenta el de La elegancia del erizo que nos comentaste en otro post

Miss Potingues dijo...

A mí me estresa un poco el buscar un libro nuevo, sobre todo si me ha entusiasmado el anterior. Normalmente, cuando sucede esto, el siguiente pasa sin pena ni gloria.

Además, no busco al libro, dejo que él me encuentre ;)

Besos!

Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ Paulacky Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ dijo...

A mi me pasa como a Miss potingues como el ultimo libro que me haya leído haya sido memorable... uff me cuesta un triunfo encontrar otro que me vaya a gustar y es que pienso que ninguno va a estar a la altura!! aunque luego encuentre otro que me entusiasme también es la sensación que tengo!!! Y no los voy buscando me surgen!!!
Un besazo wapa ^^!

alicesmother dijo...

Pues ya tenemos otra afición en común: los libros. Últimamente no tanto, pero yo soy una devoralibros. Tomo nota de Donna Leon, y resulta que a mi tambien me gusta la novela histórica, de misterio, suspense, detectives...
A la nena que dijo lo de Anna Karenina: a mi me encantó, lo recomiendo 100%. Y si te gusta, a continuación prueba Rojo y Negro, otro clásico que a mi me encantó, o Madame Bobary.
Estoy de acuerdo que cuando te has leido un buen libro, luego piensas que no vas a encontrar uno igual de bueno, y te estresas. Eso me pasó despues de leer 'el cuento numero 13', 'la ladrona de libros' asi que si alguien recomienda alguno bueno... yo tomo nota. besos lectores

tita hellen dijo...

Jo, me has picado con el libro, tiene muy buena pinta.

Es indignante que den por sentado que las mujeres preferimos cosas de adorno que libros, si el libro es bueno, es que no debería ni plantearse!

Una lectura refrescante que te puedo recomendar es Vita Brevis, del autor de El mundo de Sofía (Joestin Gaarder, creo que se escribe asi). Es la tradución de un texto que encontró en un mercadillo y que resultaron ser unas copias de las cartas que escribía Floria Emilia a su ex San Agustín de Hipona. Ella una mujer versada en el arte de la dialéctica que tras leer el libro de San Agustín le echa en cara como pudo decir que su amor y su relación fue impura.
Es una reflexión sobre las rupturas sentimentales. No es muy denso y se lee rápido. Si no has leido el mundo de Sofía (una niña recibe postales que le cuentan pequeñas historias sobre los filósofos más importantes), también te lo recomiendo, porque son amenos y no resultan aburridos

ronury dijo...

que fuerte lo del collar, me ha dado un coraje!
tomo nota con lo del libro, un besazo guapa.
NURY

Me gusta