jueves, 30 de septiembre de 2010

Armonías en tu paleta de sombras...o imposibles ponibles!

Cuando pensáis en un look... ¿cómo lo hacéis?
En mi caso, depende de como me pille el día:
- A veces me inspira un maquillaje que veo (revistas, tele, vuestros blogs...)
- Otras veces una combinación de colores que no tiene nada que ver con maquillaje (naturaleza, comida, paisajes...)

...pero... ¿no os ha pasado nunca que os paráis a mirar vuestros cosméticos... a ver si viene la musa? jajaja
A mí, como me encanta probar cosas raritas, a menudo "juego" con los pigmentos y los pongo unos con otros a ver si me dan ideas (y qué callaítos se quedan los jodíos) jajaja ... o miro las paletas de muchos colores "desde otro ángulo".

No, no me he vuelto loca (más) y me cuelgo boca abajo  a mirar potis... es simplemente que, se me ha ocurrido una cosa.
Esta es la paleta de 88 shimer que todas conocemos:


Si está un poco perjudicá, pero es que tiene mucho trote!

Habitualmente, para "montar un look", o llevo los colores pensados, o si es en una gama ("look en verdes"..."en azules"...) miro los tonos en vertical y escojo uno de base, otro para la parte media/externa del párpado móvil y uno para dar profundidad en > y/o banana.

Pero... ¿qué pasa si "descompongo la paleta en tríos de sombras"? Fijáos qué combinaciones más curiosas, e igualmente bonitas, podrían salirnos:


Ahora vamos a verlas por separado:


Un look curioso, con una mezcla entre tonos cálidos (ese marrón bronce tan bonito) y fríos (lima y blanco casi malva). Es como una mezcla de un tono ya otoñal con resquicios del veranito. También me recuerda a un kiwi o a la consabida pera , verde por dentro, marrón por fuera...y si no lo adivinas jajaja


Una versión dulce de celeste y un toque de malva puede darnos un aire dulce, romántico y femenino.Como predominan los claros en la parte de los celestes, será seguramente un look bastante luminoso que agrande nuestra mirada.

jajaja El nombre viene de que les veo a estas sombras un toque "espacial": son muy "estelares": el cobre es frío en su acabado a pesar de ser de la familia de los rojos, el dorado lo mismo. El plata tiene un toque de malva...sin duda, una propuesta misteriosa. Le añadiría un buen delineado para resaltarla.


Este tono de verde es algo difícil, porque es muy "puro": ni fresquito como lo tipo lima, perla...ni elegante como los verde hoja o agua. Es VERDE tal cual. Habitualmente estos tonos quedan bien con negro...pero ¿y probar con un topo y un rosado? Os atrevéis?

Sin duda, el más rockero y atrevido, muy pinturero. Esa mezcla de azul intenso, morado y fucsia me recuerda a las colecciones más coloristas de essence y estoy segura de que es una combinación que garantiza que no se olviden de tí jajaja

La última, es para mí la más sensual. A un duo muy recurrido en cosmética (dorado/marrón) se le suma un rosa intenso y podemos conseguir una mirada pasional...mmm ¿Qué os parece?

Como veis, agrupando en tríos los tonos nos salen mil posibilidades: en algunos casos previsibles y en otros casi imposibles ponibles. Este ejemplo de la paleta de 88 podemos hacerlo con cualquier otra, y probando, probando, igual nos sale un look que se convierte contra toda expectativa, en nuestro favorito del otoño.

Yo, por mi parte, ya tengo ganas de probar estos seis que os enseño...¿Os interesan? ¿Cuál os gustaría más? ¿Os animáis a recrearlos?
¡¡Besos!!



@gadirroja en INSTAGRAM