jueves, 28 de octubre de 2010

CUANDO HAY QUE ROMPER ¿QUÉ?

Vamos a afrontar las rupturas desde el punto de vista de una pareja ya ASENTADA.
Normalmente, -dice Rojas Marcos-, desde que un miembro de la pareja empieza a pensar en la ruptura hasta que esta se hace efectiva, pueden pasar desde meses hasta años.
Esto sucede porque, en una pareja asentada hay circunstancias alrededor de ella que están influyendo en la toma de decisiones final (aparte de los motivos que puedan considerarse “propiamente del corazón”). Por ejemplo…
Seguro que si habéis estado en la circunstancia de plantearos una separación o habéis vivido alguna de cerca, la persona se ha planteado, aparte de los motivos puramente emocionales, otros de índole social, familiar y económica como los que vemos en el cuadro.
En algunos casos, estos motivos nos “echan para atrás” y sucede lo que anuncia William James en su cita “Cuando tienes que elegir y no eliges, ésa es entonces tu elección”.
En otras ocasiones, podemos encontrar que la decisión se toma precipitadamente, y entonces viene la decepción, el arrepentimiento…porque como dice el autor, “Nuestro capital de amor y en quién lo invertimos no son siempre consecuentes con nuestros compromisos matrimoniales, familiares o responsabilidad hacia nuestros hijos”.
En este sentido va a influir mucho nuestra MADUREZ y RESPONSABILIDAD. Al corazón no podemos atarlo, pero sí que podemos tomar decisiones RACIONALES que no hagan daño (o no tanto) a la gente de nuestro alrededor. En este caso, deberíamos poner en marcha un MECANISMO DE TOMA DE DECISIONES:

Y una vez más aquí, la COMUNICACIÓN va a tener un importantísimo papel. Haya acuerdo o no en la pareja, este tema hay que HABLARLO en pareja.
En el próximo post seguiremos hablando de los factores que hay alrededor de una ruptura.




@gadirroja en INSTAGRAM