miércoles, 17 de noviembre de 2010

La sonrisa del fakir (yo también)

El sábado por la tarde, CELIA, de http://celiaysumundo.blogspot.com, publicó un post muy enriquecedor, puesto que proponía un texto y luego un debate en los comments.

Os dejo el enlace a su texto para que sepáis de qué hablo:

El autor hace una crítica a los requisitos que en occidente imperan para con la mujer. A la idea de "superwoman" imperante en algunos medios sociales que hoy en día impera.

Y estoy totalmente de acuerdo con que es necesaria esa crítica para romper ese paradigma, pero con puntualizaciones...

  • Creo que tiene parte de razón por lo que se refiere a las exigencias sociales y a los paradigmas que los mass-media (series, publicidad, revistas...) nos devuelven. Pero por fortuna,las mujeres somos también bastante prácticas y críticas. Las que yo conozco, las mujeres DE VERDAD no cuentan tantas calorías, ni tampoco son obsesas del gimnasio. "Mis mujeres" asumen sus curvas y sus arrugas... Se cuidan porque se ven bien, pero dentro de una cantidad "racional" dentro de lo que se entiende por saludable (que no es lo que este hombre comenta).
          Mis mujeres comen y se ríen, a veces al mismo tiempo, aunque no tenga glamour y dibuje patas de         gallos en sus ojos, pero da tanta luz a sus miradas que nada más importa en ese momento.
Mis mujeres dan paseos, bailan o van a aerobic...porque les gusta, se relajan, saben que es saludable más que estético.
Mis mujeres se maquillan porque es un juego, un juego de seducción contigo misma y tu espejo.     

Me causa un poco de alarma la imagen del autor, porque si no puntualizamos que esto es un paradigma social, no una realidad, se está dando una imagen falsa y dañina de la mujer actual...porque  de ser cierto, estaríamos todas con colapsos, crisis de ansiedad y medio neuróticas. 

  • Por otra parte, creo que en esta "sonrisa del fakir" tiene mucho que ver la otra parte (la que no se machaca en el gym, ni cobra menos ni curra tanto en la casa)...si tu pareja, tu padre y tu hermano aprecian otras cosas...pasas de la sonrisa del fákir y adoptas la del gato de Chesire, que es mucho más divertida...y duradera ;)

Estas mujeres ("mis mujeres"), somos mi madre, mi hermana, mis amigas, muchas de mis compañeras...yo...y por supuesto, TODAS VOSOTRAS.

7 comentarios:

Miss Potingues dijo...

Creo que el texto es una exageración tragicómica. No creo que realmente haya ninguna mujer así (dudo que alguna sobreviviera más de 72 horas a ese ritmo y con esa alimentación, entre otras cosas)
Como tú dices, soy más del gato de Chershire, que la vida es un ratito y no es para sufrirlo.
Besos!

tereG dijo...

Leí la entrada de la sonrisa del faquir y me gustó. Me encanta tu toque cuando le pones fantasía como con el gato Chesire y tu foto y tu makeup es GENIAL. Gracias por hacerme disfrutar y sacarme una sonrisota!!!
P.D.: aquellos looks de Aladín y otros personajes Disney tb me encantaron!!!!

Amore dijo...

No creo que haya nada que te haga sentir mejor que una sonrisa,bueno...ahora que lo pienso si,coseguir sacarsela a alguien...¡¡tu siempre lo consigues!!muac

*Amigas Makeup* dijo...

Leí su entrada y me gusto mucho.

Pero prefiero como dices tu al gato de chesire ( la foto un puntazo ).

Hay que disfrutar la vida, y con todas las mujeres que mas quieres!!

bsssssss

Nisa dijo...

Mientras leía el artículo de este señor iba pensado todo lo que has dicho en tu entrada.
Exagera bastante el pensamiento de la mujer sobre su vida, o por lo menos lo que las mujeres de mi alrededor y yo entenemos por ella.
su descripción no la veo del todo real, pero claro, así tienes más polémica su artículo y se da a conocer??
Soy "de tus mujeres" y las de mi familia también, sonreímos sin pensar si nos quedarán marquitas en el rostro y gozamos de buen comer. Nos cuidamos porque lo más importante es verse una bien ;)

Arriba la sonrisa de Chesire!!!

un bsito

tita hellen dijo...

Yo creo que una mujer es una criatura superviviente en sí, se la ha tratado historicamente como una propiedad, como una moneda, como una prueba de honradez, como un animal... Y de todas ha salido, mejor o peor parada, pero siempre adelante.
En pleno siglo XXI es hora de que la mujer deje de echarse pesos y disfrute más de ella misma y eso pasa por comprender que lo que hacemos con amor, nuestros hijos deben aprender a hacerlo por amor, pero hijos e hijas.
Debemos aprender a sonreir porque nos guste el espectáculo, no porque seamos parte de él y sea lo que corresponda. Besis

ronury dijo...

toda la razo la vidaa pa disfrutarla, tambien hay k cuidarse pero en su justa medida. como siempre genial el post, hablando de supermujeres me podrias explicar (y no lo digo en broma) como haces para comentarnos a todas, escribir dos entradas diarias, trabajar en casa, en el trabajo, cuidar de tus niñas, mimar a tu manolo... hija parece que tus dias sean el doble qeu los mios, anda cuentame tu secretito porfi! de verdad eres un ejemplo.

Me gusta