jueves, 18 de noviembre de 2010

Yo es que trabajo con mi familia...

...entrecomillado, se correspondería con la última sección de nuestra obra de referencia este último mes sobre convivencia.
¿Qué nos dice Rojas Marcos sobre el tema?

No soy, precisamente, la más apropiada para hablar de esto, ya que comparto lugar de trabajo con mi pareja. Y aunque a menudo nos han preguntado sobre si no nos "quema" pasar tanto tiempo juntos, y aunque suene a topicazo, lo cierto es que no...pero no porque seamos la "pareja perfecta" (en absoluto!!); sino porque...

  • Dentro del lugar de trabajo mantenemos funciones y espacios diferenciados, a menudo incluso "frecuentamos" a compañeros diferentes.
  • En nuestra vida personal tenemos hobbies, amistades y tiempo también diferenciados y separados
  • A menudo hemos tenido que tomar decisiones comunes sobre temas que veíamos desde ópticas diferentes, pero hemos hablado, acordado y negociado hasta dar con un acuerdo que nos satisficiese a ambos.

Todo esto no quita que no hayamos tenido broncas por desacuerdos en el trabajo, lo mismo que las tenemos por desacuerdos en la casa, pero no creo que sea un factor que empeore mi relación.

Sin embargo, el autor no se refiere a este tipo de mezcla entre familia y trabajo (la mía es más del tipo del refranero español que me lo pasé yo por el forro jajajaja); sino a la del tipo "negocio familiar".

El autor dice, de este tipo de convivencia, que suele ser una fuente de conflictos. Esto no implica q1ue siempre sea horrible mezclar familia y negocios, pero...

"...los efectos de la mezcla de los vínculos afectivos familiares con el ánimo de lucro propio de un negocio provoca tensiones que repercuten tanto en el equilibrio de la familia como en la estabilidad de la empresa".

La verdad es que no tengo vivencias personales muy cercanas al respecto, pero siempre conocemos algún caso en esta línea, ¿Verdad?

...¿pero cuáles son los conflictos concretos que se suelen dar en estos casos? Vamos a verlo en un esquemilla...

De todas formas, y dado los tiempos que corren para las PYMES me da a mí que por desgracia a este tipo de conflictos les queda cada vez menos vida!


...en fin, esto ha sido todo del la obra sobre la convivencia, un repaso entre pareja, familia y trabajo del que me quedo con esta conclusión del autor cuando cita a Wendell Berry:

"La salud es CONEXIÓN. Solo reparando conexiones rotas podemos curarnos"

El próximo día os propondré una tanda nueva de psicoposts.
Besos!

13 comentarios:

Miss Potingues dijo...

Todo depende de cómo se lo tome la persona. Yo he trabajado mucho tiempo con la familia y creo que, a raíz de tener que trabajar juntos y necesitar proteger el espacio personal, la relación familiar incluso ha mejorado.

Besos!

tereG dijo...

Es muy complejo, aunque el negocio familiar sea pequeñito.... Conozco un caso en que las hermanas tuvieron que irse de la empresa porque se rompía la relación familiar....¡difícil!! a veces se rompe la relación familiar y hay casos en los que disfrutan y fortalecen la empresa y lazos familiares

Romy dijo...

En mi familia siempre ha habido hasta hace unos años negocio familiar, y he de decir que a mi no me ha hecho nunca mucha gracia tener que pringar por ser hija de los dueños todos los fines de semana por la noche....asi que depende de la familia y la relación que tengas con ella porque a veces es para mucho peor :P porque nunca desconectas del trabajo por mucho que no quieras tu vida personal se mezcla con la familiar y es una muy mala idea a no ser que pertenezcas a la familia de la casa en la pradera jejeje

MORGAN dijo...

Yo desde luego lo veo complejo lo de mezclar negocios y familia. Creo que depende muchísimo de la personalidad de los implicados y que muchas veces, es imposible preveer como terminará la relación.
En mi entorno tengo experiencias muy diferentes al respecto.
Besos

Naoko dijo...

La verdad es que casi todas las experiencias que conozco no han sido nada buenas. Hermanos que salen a mal, hijos que se dejan de hablar con sus padres, primos que estafan a su propia familia... En fin, un repertorio que sería imposible de relatar, muy fuerte todo. Por eso creo que es mejor separar los negocios de las relaciones personales porque pueden volverse contra uno, por muy bien que se lleven dos personas, y es triste decirlo, cuando hay dinero por medio, todo cambia. La gente cambia. Gracias por esta tanda de psicopost, a ver con qué nos sorprendes ahora. Un besazo!

Pilgrim of the moon dijo...

No era un negocio familiar...pero trabajé varios años con mi marido en la misma empresa, y tenemos los mismos amigos, y los mismos hobbys,.....y saben qué ?? lo hecho de menos. Aunque entiendo que cada pareja y cada familia es una historia.

BlogHera dijo...

No he trabajado con familia o pareja, pero las pocas personas que conozco que lo han hecho cuentan que su experiencia no fue muy buena.
Besos.

BEAUTYVICTIM dijo...

Desde luego, son relaciones muy, pero que muy complicadas. A veces no siempre acaban bien. Pero hay casos magistrales de buen entendimiento. Por ejemplo, las firmas españolas de cosmética NATURA BISSÉ y GERMAINE DE CAPUCCINI mantienen unas estructuras fantásticas, pero hay algo que ha prevalecido en ellos todo el tiempo y que lo comunican en cada presentación: han priorizado el amor y los lazos familiares por encima de cualquier otro valor, y han fomentado la confianza y la búsqueda de resoluciones a las cuestiones del día a día. Eso lo transmiten cada vez que estás con ellos.

Un beso fuerte y muy bueno tu post.

Inma

Andrea dijo...

pues mira, rompes los topicazos eh! yo siempre habia pensado que no se podia trabajar, vivir y compartir el amor con la misma persona. Pensaba que pasar las 24 horas del dia juntos no podia ser bueno, que se necesitaba un espacio y tiempos para cada uno. Pero bueno, es lo que dices, no pasais todo el rato el junto

Unb eso

tita hellen dijo...

La familia de mi padre ha tenido esa relacion de trabajo y familia y ha terminado bastante dañada, sobre todo porque no han sabido ver a veces a los hijos como hijos, sino como trabajadores y eso no es bueno. En fin... Besazos

EriquiuX dijo...

Tiene poco que te sigo, pero tu blog es un complemento perfecto para mi, ya que el maquillaje me encanta y este tipo de temas tambien, te sigo desde México y este POST, me ha caido el día de hoy como anillo al dedo, ya que mi pareja y yo trabajamos juntos y creo que hemos sabido diferenciar la vida laboral de la personal y justo hace un momento era un tema del cual estabamos platicando. MUCHAS FELICIDADES POR TU BLOG y un fuerte abrazo desde MEXICO!!!

Elisa dijo...

Uhm... me gustaría una entrada más extensa del tema jaja, pero bueno imagino que también al no tocarte de cerca no hay opiniones tan fundadas que nos puedas transmitir. besiños

Bubbles dijo...

Pasar demasiadas horas con mi marido y quemar nuestra relación ha sido una de las razones por las que he pensado que trabajar en el mismo sitio que la pareja es un error.

Paradógicamente a esta afirmación, el lunes comienzo a trabajar en el mismo centro donde mi marido lo lleva haciendo 7 años. Espero llevarlo tan bien como vosotros.

Me gusta