jueves, 20 de enero de 2011

Una pandilla de torpes...

La propia autora me ha dado la idea de cómo enfocar este post cuando menciona en el capitulo al inspector Closeau (de la Pantera Rosa) como ejemplo de TORPE SOCIAL. Personalmente ya os decía ayer que no me gustan los términos peyorativos porque creo que no ayudan a mejorar, solo a sentirnos mal. Prefiero incidir en qué puede fallar en diversos casos, qué es mejorable (porque además y una vez más, el tipo “puro” de “torpe social” es un poco mítico… ¿o no?).
Así que, yo también, para caracterizar los elementos de la poca habilidad social, voy a contaros mis propias anécdotas en este sentido...podría hablar de otras personas, pero ¡¡está feo!! jajaja, a pesar de todo, algunas cosas me han pasado a mí directamente y otras no…pero seguro que se parecen a las de alguien que conozcamos!

  •  No tener en cuenta el espacio personal de los demás.
Esta mala costumbre es algo que, hoy por hoy, aún tengo que cuidar. Tengo una tendencia terrible a meterme en el espacio personal de los demás!! A menudo me acerco demasiado, "acaparo" la mirada mirando muy directamente e incluso "toco" a la gente jajaja. Sé que suena feo, pero es porque soy desinhibida en ese sentido. No lo veo como un rasgo terrible, máxime cuando me cuido muy mucho de hacerlo en situaciones más formales, pero es cierto que con ciertas personas tímidas les puede resultar molesto. Y que en otras culturas ya me habrían repatriado jajaja!!

  •  No tener un buen control de la verbalización de sus emociones

Esto les pasa mucho a mis alumnos. Como orientadora tengo una función muy clara de mediadora cuando hay conflictos entre profesorado y alumnos, y encima con la jefatura de estudios todo me llega. A menudo un profesor le ha puesto un apercibimiento a un alumno por cómo ha dicho algo, no por lo que ha dicho. Entiendo que el chico/a estaba nervioso o irritado pero siempre insisto en que reflexionen: no están en el pub, ni siquiera en casa con sus padres (si es que su familia consiente ese tipo de formas de hablar). Y hay que tener registros para todas las situaciones sociales (casa, trabajo, amigos...) y también emocionales. Muchos se escudan (y muchos adultos también) en el "es que mi genio me pierde". NO, señoras. El autocontrol existe, se aprende y se mejora. Y así no nos vencerán nuestras emociones, sino nuestro razonamiento.

  • No saben interpretar el lenguaje gestual del los demás.

Tengo un amigo al que quiero mucho, pero con un defecto molestillo (que me han comentado ya otras personas). ACAPARA todas las conversaciones o impone la suya, de manera que aunque mires a otro lado, bosteces, o te saques pelotillas en su cara, el tío sigue!! jajaja Obviamente, no INTERPRETA que su(s) interlocutor(es) se están aburriendo, el nota sigue y sigue, como el conejito famoso. Al final, es agotador jajaja Y la gente lo aprecia porque es buen tío, pero cansa mucho!

  •           No suelen mirar a la cara.

Lo contrario a lo que me pasa a mí. Hay personas más tímidas o con menos costumbre, simplemente, de mantener la mirada. Y es cierto que es muy importante para "conectar" con el otro, el hecho de mirar a los ojos. Apoya nuestras palabras, les da vehemencia...o incluso muestra al otro nuestra inseguridad o temor. Por ese motivo, socialmente, la mirada es muy importante. Recordad que venimos "programados de serie" para mirar a la cara de otros humanos, fijáos si importa!

¿Cómo mejorar entonces…es que está todo perdido? ¡¡Claro que no!! Como siempre, estas habilidades son susceptibles de ser aprendidas y mejoradas. Os dejo los parámetros a “trabajar”…
  •  Saber escuchar
  •  Inspirar confianza
  • Respetar las opiniones ajenas
  •  Poner los límites adecuados
  • Saber callar a tiempo
  •  Tener autocontrol para establecer prioridades



… y el próximo día los desarrollaremos: ¡¡qué difíciles son algunas de ellas!! (pero siempre mejoramos intentándolo).
¡¡BESOS!!

11 comentarios:

Estheria dijo...

Buenos días Gadi!!!
Ahora ya sé, si es que en algún momento tenía alguna duda, porque tienes los seguidores que tienes y nos tienes pendientes de las entradas. ¡He aprendido mucho del post! Cosas tan obvias que la mayoría de veces pasamos por alto y pueden llegar a molestar, tengo un proveedor que se te pone a hablar a un palmo y si empezamos a hablar a principio del pasillo, acabo al final de la presión que ejerce, jajaja!!! Supongo que no lo puede remediar pero es molesto. Creo que el problema que hay ahora es que en casa nos olvidamos de enseñar autocontrol y que prima el "no permitas que..." con lo que los críos acaban pensando que todo vale para imponer su criterio. Ser padres es una gran responsabilidad y no podemos quitar a los educadores autoridad, si no estamos de acuerdo con una actitud de un educador no hay que discutirlo con el hijo nunca dándole a él la razón, hay que hablar con el educar a ver cual es el problema.
Sencillamente Gracias. Desde ahora te seguiré con más ganas si cabe.
Un abrazo.

Adriana dijo...

Buf, Gadi, a mí el primer punto es algo que me molesta mucho, jajajajaja... Aunque no lo parezca, yo soy muy tímida con la gente que no conozco, y hasta un poco borde. En realidad, bastante, ya me lo han dicho en muchas ocasiones.
Que me miren a los ojos no me importa; de hecho, me molesta en lo más profundo de mi ser que me miren la boca o el pelo mientras hablan conmigo, por ejemplo. Es como si no estuvieran atentos a la conversación.
Pero lo que NO PUEDO SOPORTAR y debería haber puesto en mis "me jode", es que me toquen, ¡no puedo! Conozco a una chica que tiene esa manía, y va aún más allá. Es muy buena gente, pero ¡me coge de la mano cuando hablamos! ¡Quita, suelta! Y la hermana hace exactamente lo mismo. A mi novio, que le pasa lo mismo que a mí, le desconcierta aún más porque claro, él es un chico, jajajajaja...
No me gusta la gente "confianzúa", que el hecho de que hayamos hablado tres veces no significa que seamos amigos íntimos, jajajaja... Y yo soy muy celosa de mi intimidad, aunque siempre depende de la persona con la que esté hablando :)

Besitos!

Rocco dijo...

Todos tenemos algo de inadaptados. Algo que no entendía cuando era más niña era que si tu no das los demás no dan. XD Por ejemplo no podía pretender que me llamaran siempre si yo no llamaba, aunque los pobres me seguían llamando porque no veían forma de cambiarme. XD Con el tiempo me he esforzado en aprender y mejorar. Jajajaja Leo todos los blogs que estoy de seguidora y comento los que puedo. Aunque tengo cosas peores, si la conversación me apasiona la acaparo, pero me paro y digo: perdona estabas hablando tu. También tengo el defecto de decir las cosas intentando expresar algo, pero parece otra. Casi siempre arranco las sonrisas de la gente porque se me suben los colores de vergüenza y acto seguido intento explicarme y acabo riéndome de mi misma con ellos. XD En fin...
creo que no hay nadie en el mundo que no sea un torpe social en algún aspecto. jajaajajaj

Besitooss guapa, me ha encantado tu post.

Princess dijo...

Me ha necantado tu post! me gusta todo lo relacionado con esto, espero impaciente el siguiente :):) sigue así!!!! besitossss!

Danui dijo...

Lo de tu amigo que habla y habla sobre sus cosas y no pilla que aburre, me pasa a mi con una amiga...Intento sacar un tema de conversación y no me deja! pero lo peor es que intento mostrar interés por muy aburrida que esté porque sino, creo que le estoy faltando al respeto, cuando es ella la que debe cambiar de actitud, XDD.
Y lo de mirar a los ojos, creo que es super importante. Yo soy una persona muy tímida, pero sin embargo, siempre miro a los ojos a la persona con la que estoy manteniendo la conversación. Es algo que hago siempre y cuando yo hablo y no me miran, siento que no me escuchan. A veces pienso que aguanto demasiado la mirada, porque siempre, con quien hablo, termina apartando la mirada, jajajjaja. A veces me siento incómoda conmigo misma, pero no puedo evitarlo!
Besotes!

CasitadePiedra dijo...

Suspendo en mirar a la cara, en muchas ocasiones me cuesta mucho, es que soy muy tímida y reservada, me siento incómoda...
y suspendo un poquillo en controlar mis emociones, a veces los consigo pero otras me pierdo. En mi trabajo, sobre todo, que todo el día estoy hablando con clientes y distribuidores y cada uno tiene su "su propio color"... en fin, hay que crearnos conciencia.

Un beso fuerteee! ( y te lo digo mirándote a la cara!) ..jajaja..
:P

Mapachito dijo...

Uy, yo no soy tímida, pero vengo de una familia muy poco tactil. Súmale a eso el trato con chinos, y el resultado es que me resulta invasivo que me toquen REPETIDAMENTE cuando me hablan. Matizaré, depende del modo y de la persona. Entiendo que hay gente "tocona", y cuando sé que fulanito es tactil acabo por acostumbrarme, pero cuando una persona a la que no conozco apenas me da con el brazo, y me vuelve a dar con el brazo a los dos minutos, y no digamos si es en una pierna...mantengo la diplomacia pero por dentro deseo gritar porque no me gusta. También distingo mucho entre el toque suave, al que te digo, acabo por acostumbrarme, y quien te deja el brazo dolorido a veces, cosa a la que no me acostumbro y acabo evitando a esa gente.

Y no es por timidez, es porque a mí me molesta. También es cierto que quien da golpes fuertes suele ser alguien agresivo, y con esa gente prefiero, nunca mejor dicho, mantener las distancias.

Pero no te creas que soy todo dulzura, qué va :P. Mi manera de comunicarme es muy masculina, también cosa de familia, en el sentido de que es muy directa. Hablo con tono suave pero no suelo dar rodeos. Y me imagino que por eso suelo llevarme mejor con hombres o con mujeres con mi misma manera de hablar.

En fin, cada uno es un mundo...

Bresitos de mapache potihólico :)

PD: REVISA el anuncio del sorteo, no lo puedo repetir máaaaaaasssss :P

BEAUTYVICTIM dijo...

Yo soy algo tímida y los grupos excesivamente numerosos me agobian un poco, pero como tengo mucha edad ya y muchas "tablas", he aprendido a manejarme y a salir airosa.
También digo siempre que la buena educación, la de tu casa, ayuda muchísimo a tener habilidades sociales. Pero ese concepto de "buena educación" un poco a la antigua se ha perdido mucho y es una lástima.
Buenísimo tu post. ¡Cómo nos mal acostumbras!
Un besazo, guapa

Inma

Purpurina dijo...

estos post son tan esperanzadores, porq los problemas q parecen mas complejos y cotidianos, tu nos dices, no esta todo perdido, se trabaja, asi como quien ejercitaria los sistemas de ecuaciones, y eso es tremendamente esperanzador!

mi hermana mayor estuvo a punto de casarse con un hombre q se anotaba con cada item jjajaja, te imaginaras porq no se casó.

besos

tita hellen dijo...

En la uni aprendí que es importante antes de dar un paso con gente que no conoces mucho, siempre pedir permiso: "te importaría que te diese un abrazo?" Queda raro, pero desde luego es menos violento que una persona se te meta en la vida sin permiso ni nada. Eso no molesta, que se te sobeteen asi sin más sí, es un ejemplo.

Besotes.

Romy dijo...

Yo tengo un espacio personal bastante amplio, se podría decir jaja. Tanto es así que no puedo evitar estresarme cuando en la peluquería, por ejemplo, me dan uno de esos masajes sin venir a cuento en la cabeza, que se son para que uno se valla más contento a su casa aunque a mí si no me lo hacen más contenta me voy.
Pero claro, como soy consciente, gracias a dios, de mis rarezas, aguanto el mal trago y no le digo nada a la muchacha que está ahi haciendo lo que su jefa le dice por educación.
Vivir en el sur de España con un espacio personal amplio, a veces es todo un desafío jajajaja

Paz!

Me gusta