domingo, 20 de marzo de 2011

Japón.

Cuando Inma, de Beautyvictim, propuso su concurso "Estampa japonesa", no podíamos prever la terrible desgracia que asolaría a este pueblo cuya cultura nos ha aportado tantas formas de ver la vida diferentes y enriquecedoras respecto de nuestro tradicional pensamiento occidental. Mi 2º post de hoy presenta los looks que hice para participar en el concurso, pero no podía publicarlo sin hablar antes de otro tema más importante, que nos preocupa mucho más.

Estos días vivimos momentos de miedo, solidaridad y preocupación por las consecuencias materiales y psicológicas no solo del terremoto y el tsunami, sino de las centrales nucleares que algunos han defendido con tanta pasión.

Como creo firmemente en la solidaridad y el quid pro quo, ya lo habéis leído a menudo en el blog, yo quiero también aportar mi granito de arena, a través de 2 vías:

1.- La personal, apoyando la iniciativa que conocí a través de Tita Hellen, de las Grullas de origami. No es ningún aporte material que vaya a ser de mucha ayuda, pero sí me ha supuesto un esfuerzo personal y de tiempo porque soy muy torpe para estas cosas, ya lo sabéis. Sin embargo, no era óbice para no intentarlo.




Y el blog del proyecto, es este: http://las1000grullas.wordpress.com/
Como veis hice mi grulla con un dibujo de mis hijas:
En parte por reciclar, en parte por incluirlas también a ellas.


2.- La de intervención social, ya que gracias  a mi trabajo, tengo esa posibilidad. Ya el año pasado, cuando la desgracia de Haití, mi centro educativo y el colegio de Primaria de la localidad en que vivo llevó a cabo una iniciativa parecida. Este año he propuesto a la dirección del centro y a mis compañeros, dedicar una mañana de trabajo entre profesorado, alumnado de secundaria y de primaria (más de 250 personas) a elaborar broches de fieltro y llaveros. Venderemos ambas manualidades durante un plazo corto de tiempo entre nuestros allegados por un precio módico, y toda la recaudación se enviará a una cuenta segura que vaya directamente a la embajada japonesa. EL año pasado conseguimos recaudar unos 3.000 € y esperamos, este curso, superar esa cifra.

Creo que no hay mejor manera de enseñar la solidaridad que practicándola con tus alumnos.
Por otro lado, el que sea un trabajo "manual" el que se utiliza para recaudar, me gusta: me hace sentir en sintonía con principios que por el capitalismo hemos infravalorado.
Y además,a nivel emocional, me llena: ese día veo a mis alumnos, a los que tengo cariño y aprecio. Ese día, el que no estudia matemáticas ni sociales hace el llavero más bonito del centro, y se mata trabajando para hacer 20 más. Ese día, mi propia hija, con sus compañeros de 4 años trabaja, ayudada por su maestra y al lado de su mamá también.

Así que cuando podamos hacerlo (el centro está comprando los materiales) os enseñaré el resultado (ya he pedido permiso), porque como digo, me emociona poder contribuir, aunque sea aportando un granito de arena.

Hoy, mis besos, se van para Japón.

@gadirroja en INSTAGRAM