miércoles, 9 de marzo de 2011

Si cambias, el mundo cambiará contigo.

Le estaba dando vueltas a cómo enfocar el psicopost de hoy porque trata de una idea que hemos tratado a menudo en el blog: lo bien que nos vaya en la vida, depende mucho de cómo enfoquemos las cosas. 

Hemos repetido, que si focalizamos lo negativo, si vivimos "traumadas", si nos "regocijamos" en sentimientos oscuros como el fracaso, la culpa o el error mal entendido, nos va peor. "Nuestro mundo" se torna inseguro, amargo y triste. 

Por el contrario, si somos optimistas, aprendemos de nuestras caídas, levantamos la cabeza ante la vida y echamos una dosis hasta de osadía a los retos diarios, veremos las cosas de una forma mucho más próxima a lo que entendemos por ser felices.

Como hoy no quiero seguir dando vueltas a esta afirmación, prefiero quedarme con las propuestas del autor acerca de qué ayuda a una postura (negativa) o a otra (positiva). Así que vamos a empezar un nuevo bloque con consejos para apartar nuestras tendencias a negativizar algunos sucesos cotidianos, y otros para maximizar los puntos de vista que, sino mejoran la realidad (no siempre depende de nosotros, ¡obviamente!), al menos nos ayudan y dan fuerzas para interpretarla de la forma más positiva para nosotras mismas y nuestro futuro. No olvidéis que a menudo, nuestro pensamiento determina nuestra conducta.

Hoy nos vamos a centrar, por tanto, en los pensamientos negativos. Ya los definimos una vez: automáticos, subconscientes...pero muy puñeteros, porque nos "restringen" a actuar en ocasiones, no nos ayudan a vernos partícipes de nuestras propias vidas o capaces de hacer cambios. Además, dando una vuelta de tuerca, aparte de ser automáticos suelen estar basados en falacias cognitivas (errores de razonamiento). Vamos a ver, por tanto, qué hacer con ellos...



  • QUÉ NO PERMITIRNOS...


  • QUÉ INCENTIVAR EN NOSOTROS...


Con estas actitudes negativas que estamos intentando desechar, está asociada otra más generalizada que vamos a profundizar mañana: se llama indefensión aprendida.
Besos!

@gadirroja en INSTAGRAM