miércoles, 9 de marzo de 2011

Si cambias, el mundo cambiará contigo.

Le estaba dando vueltas a cómo enfocar el psicopost de hoy porque trata de una idea que hemos tratado a menudo en el blog: lo bien que nos vaya en la vida, depende mucho de cómo enfoquemos las cosas. 

Hemos repetido, que si focalizamos lo negativo, si vivimos "traumadas", si nos "regocijamos" en sentimientos oscuros como el fracaso, la culpa o el error mal entendido, nos va peor. "Nuestro mundo" se torna inseguro, amargo y triste. 

Por el contrario, si somos optimistas, aprendemos de nuestras caídas, levantamos la cabeza ante la vida y echamos una dosis hasta de osadía a los retos diarios, veremos las cosas de una forma mucho más próxima a lo que entendemos por ser felices.

Como hoy no quiero seguir dando vueltas a esta afirmación, prefiero quedarme con las propuestas del autor acerca de qué ayuda a una postura (negativa) o a otra (positiva). Así que vamos a empezar un nuevo bloque con consejos para apartar nuestras tendencias a negativizar algunos sucesos cotidianos, y otros para maximizar los puntos de vista que, sino mejoran la realidad (no siempre depende de nosotros, ¡obviamente!), al menos nos ayudan y dan fuerzas para interpretarla de la forma más positiva para nosotras mismas y nuestro futuro. No olvidéis que a menudo, nuestro pensamiento determina nuestra conducta.

Hoy nos vamos a centrar, por tanto, en los pensamientos negativos. Ya los definimos una vez: automáticos, subconscientes...pero muy puñeteros, porque nos "restringen" a actuar en ocasiones, no nos ayudan a vernos partícipes de nuestras propias vidas o capaces de hacer cambios. Además, dando una vuelta de tuerca, aparte de ser automáticos suelen estar basados en falacias cognitivas (errores de razonamiento). Vamos a ver, por tanto, qué hacer con ellos...



  • QUÉ NO PERMITIRNOS...


  • QUÉ INCENTIVAR EN NOSOTROS...


Con estas actitudes negativas que estamos intentando desechar, está asociada otra más generalizada que vamos a profundizar mañana: se llama indefensión aprendida.
Besos!

15 comentarios:

  1. Lamentablemente,somos más indulgentes con el otro que con nosotr@s mism@s.
    Por cierto, repásate los primeros párrafos. Hay una H traidora donde no debe.

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Hija esto me viene ahora como anillo al dedo, parece que te lo han dixo. gracias. bss

    ResponderEliminar
  3. Falacias cognitivas.... están a la orden del día.
    Estrategias de confrontación.... las uso más bien poco. Y a lo largo de la semana bien que se dan situaciones en las que vendría bien usarlas. ¡A por ello!
    Es cierto, si yo cambio algo en mi pensamiento o comportamiento, produzco un cambio a mi alrededor. Estamos conectados en esta red. Mil besos Gadi. tereG

    ResponderEliminar
  4. A mi también me viene perfecto... en mi caso un par de malentendidos y hundimiento en todo lo negativo. Mal hecho...

    un beso!!

    ResponderEliminar
  5. genial el post! La verdad que yos intento ser siempre positiva... es verdad eso de que como pienses que no eres capaz de hacer algo al final no podrás hacerlo... :) besotes

    ResponderEliminar
  6. si, esto me viene muy bien, que siempre veo el vaso medio vacío aunque yo también soy mucho de reflexionar y como los años maduran a una, cada vez me conozco mejor y me juzgo menos. El poder de la mente es asombroso, desde luego.

    ResponderEliminar
  7. Hola guapa! Como me ha gustado esta entrada. Si es que son puñeteros, y mucho! Debemos ver las cosas de forma aislada a nosotros y nos daremos cuenta que no es tanto como nos parece, y es que somo demasiado criticos con nosotros mismos muchas veces. Tenemos que aprender a querernos mas! :) un besito

    ResponderEliminar
  8. http://vimeo.com/12579154ues yo con tu permiso Gadi, te dejo un enlace a un vídeo que estoy segura que ya conocerás, pero que me gusta mucho

    http://vimeo.com/12579154

    ResponderEliminar
  9. Muy buen post, como siempre ;) La verdad es que nuestra vida y nuestro destino depende más de nosotros mismos que lo que nosotros creemos. Es más, a veces incluso nos ponemos barreras y limitamos nuestras capacidades, negándonos muchas cosas.
    Interesante. Un besazo¡

    ResponderEliminar
  10. Me pido el ejemplo de la opo!!! Me lo pido pa mi!!!

    Si, tengo que ser más positiva, porque sino, primero, no consigo nada y segundo, que disgusto más tontaco te pillas. besis

    ResponderEliminar
  11. El mal rollo te introduce en una vorágine de mal rollo que parece nunca acabar, pero es lógico. Si sólo enfocas las cosas de mala manera y las visionas de mala manera, no aparecerán las buenas maneras por mucho que se te presenten envuelta en tules y oros.

    Y sí, como dice Miss Potingues, solemos ser más indulgentes con los demás que con nosotros mismos.

    Muy triste pero cierto.

    Küsse, pretty!!

    ResponderEliminar
  12. Niña, buenisima entrada y te digo que te felicito...
    Es la pura realidad.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. como me gustan estas entradas

    tienes que hacer una entrada sobre como subir la autoestima, lo necesito con urgencia, o como perder la timidez, si si soy timida aunque no lo parezca y lo odioooo


    besosssssssssss

    ResponderEliminar
  14. Apoyo lo que dice Miss Potingues, la mayoría de las veces perdonamos antes los errores y fallos de los demás que los nuestros propios y nos olvidamos de que nosotros también somos humanos imperfectos, que podemos fallar por el camino.. pero que lo importante es llegar a la meta de la vida, que es ser feliz con los demás y sobretodo con uno mismo :)

    Me ha gustado mucho este psicopost, me estoy haciendo adicta a ellos!:P

    Un besazo enorme Gadi!!

    ResponderEliminar
  15. Yo he ido cambiando muchas pequeñas cosas de mi vida y sé que lo que dices es exactamente así.
    Muy interesante. Sigo leyendo

    Inma

    ResponderEliminar

@gadirroja en INSTAGRAM