martes, 20 de septiembre de 2011

Pon una banana en tu vida! Hoy, Ciruela.

Soy consciente de que el título de esta sección puede recordar a alguien a una peli porno barata...pero no se me asusten!! Jajaja Ahora me explico...
Muchas sabéis que la zona del pliegue entre el párpado móvil y fijo se llama así, popularmente y que a menudo es la que va en un tono más oscuro que el resto de las sombras, para crear profundidad en el relieve del ojo, resultando más favorecedor. El caso es que esta temporada, muchas noches, estoy tirando de una idea muy práctica para hacerme looks que..
Por un lado me parecen ponibles, porque suelen salir bastante armónicos
Por otro, me permiten experimentar, porque juego a conjuntar el tono de la banana con labios, colorete, delineado...según me apetezca.
El procedimiento es muy sencillo: dejo el párpado en color carne, natural, y marco solo el pliegue en el color que me apetezca, como digo, en cada momento. Así que de esta idea están saliendo una tanda de looks bananiles que espero les gusten y/o inspiren. Hoy les presento el primero...así que vamos al lío!

Banana y labios en tonos ciruela.

Como ya les he contado que son looks que me hago por las noches, las fotos llevan flash y es algo que odio, porque desvirtua bastante los colores. Pero en fins, qué vamos a hacer. En este caso, el tono "ciruela" al que me refiero, ese ese rosa oscuro, "amoratado", que recuerda al de estas frutas que por cierto son otoñales...

Así que para hacer el look lo primero que utilicé fue una sombra carne mate para unificar el párpado.
Ya saben que la de martora me encanta en estos casos.

Tras aplicar esta sombra, procedí a delinear el ojo con un eyeliner (sleek). Yo siempre había terminado el trabajo de sombras antes de delinear, pero ví en un video cómo lo hace Adriana y seguí sus consejos. Y la verdad es que queda muy bien porque el rabillo del delineado te marca justo donde debes empezar a poner el color.
Por lo tanto, una vez delineado el ojo, utilicé mi pincel de difuminar para aplicar, muy suavito y muy poquito a poco una sombra morada de Sugarpill. Realmente esta sombra es muy oscura, pero al irla mezclando con la carne y tomando tan poquita cantidad el tono y el efecto conseguido es muy bonito bajo mi punto de vista.
Tan suave la veía que incluso añadí algo de negro, ya con un tipo boli para mayor precisión, en la esquinita del pliegue (lo que llamamos "uve"). La sombra es de Bourjois. Añadimos máscara de pestañas, un toque de sombra vainilla bajo el arco de la ceja, y listas.

El resultado con los ojos abiertos es muy natural como ven, podemos incluso hacer el perfilado más discreto para un look más nude pero variadito respecto de los marrones. Y muy otoñal.

Me dan coraje las fotos porque el labial se ve rosa, y para nada lo era. Es el tono "midnight plum" de Maybelline que es un ciruela bastante intenso.

Y en las mejillas llevo un colorete de NARS...que aún no les enseñé, OMG!
Es el Angelika, ¿se nota que me está encantando?


Bodegón pinturero:


¿Suelen hacer este tipo de looks? ¿Les ha gustado? ¿Se animan a jugar con sus bananas? (esto vuelve a sonar un poco X, qué horror jajaja) El próximo día un poco más atrevido: color vino...