jueves, 22 de diciembre de 2011

Wet & Wild: Esmaltes para ir de fiesta!

Una navidad potinguera no es tal sin unas manicuras muy festivas, ¿no creen? Al igual que el maquillaje y la ropa, las manicuras de estos días se visten de fiesta y pueden ser el mejor complemento para nuestro look de esas noches especiales.
Por eso, y porque soy una puñetera urraca, (jajaja) la paleta del otro día vino acompañada de una selección de esmaltes que, afortunadamente me ha dado mejor resultado que infortunada paletita. Vamos a verlos!!



Cougar attack es uno de los dos tonos con glitter que he probado. Pertenece a la línea "Fastdry"(que doy fe que se seca pronto jajaja) y como ven, tiene un bonito tono entre cobre y dorado gracias a las diferentes partículas de glitter que tiene. Creo que le puede ir muy bien a cualquiera de los tonos rojizos que van a ver en el resto del post. Me costó 4'70 euros en la tienda de ebay senoritadelsol
A pesar de su nombre, yo más que malva lo veo color vino. Creo que le puede ir genial al labial 10 de la última colección de mates de deliplus y si se fijan, tiene también pequeñas partículas de shimmer que le dan un acabado muy especial, bonito y festivo. Este es de la línea "Wild and shine" y me costó en  2'80 euros http://www.nonpareilboutique.com/.
El otro con glitter que he probado es este "Teal of fortune" (que de nuevo yo no veo teal, sino más bien azul sirenita pero entiendo que no es un concepto muy establecido como tono jajaja). Me parece estupendo para combinar con un vestido negro o un ahumado azul. También lo compré en ebay y al mismo precio que el primero que os enseñaba.
Este tono es un rojo por excelencia, clásico y sofisticado y sin embargo perfecto para un look de fiestas al más puro estilo pin up, ¿no creen? También lo compré en Nonpareilboutique y es fantástico ver como cubre con una sola capa perfectamente, dando lugar a un rojo-rojo, perfecto.
Este ciruela me ha gustado mucho también. De la línea de secado rápido, también pigmenta a la perfección sobre la uña con una sola capa y va estupendo con la gama de labiales que se llevan este invierno, ¿no creen?
Finalmente, el único que me ha decepcionado un poco. Aunque tiene un precioso tono irisado que recuerda casi a los esmaltes holográficos, son necesarias al menos tres capas para una cobertura decente y es por eso que me gusta menos que los demás. Una pena, porque es un color muy original.
A pesar del último, puedo calificar como satisfactorio mi primer contacto con los esmaltes de esta marca. Tienen tonos de moda, la mayoría son muy cubrientes y su duración es media, con la aclaración de que a mi ningún esmalte me dura más de tres días. Y como dato muy significativo en este sentido, les contaré que los famosísimos y carísimos esmaltes CND que pude probar gracias a la glamourum, a mi me duró el mío la friolera de UN DÍA intacto.

¿Y vosotras, tenéis preparados vuestros esmaltes de fiesta?¡¡BESOS!!

@gadirroja en INSTAGRAM