jueves, 22 de noviembre de 2012

Los nuevos lápices de Deborah: 24-ore waterproof

Hace unas semanas recibí los nuevos lápices automáticos 24-ore waterproof, y hoy les enseño cuáles son y les doy toda la información acerca de ellos, incluidos chuaches y opinión personal. Vamos al lío ;)

1. El formato:
Está claro que a veces, donde dije digo, digo diego: hace también unas semanas que les hablé del lápiz automático de Sleek, y en aquel mismo post les contaba que no era muy amiga de este formato, porque las primeras veces que los probé, hace añísimos, me resultaron secos y duros.
Pues bien, está ya claro para mí que han mejorado enormemente, puesto que estos son muy, muy cremosos y también muy pigmentados. Como ven, el formato es el típico de mina automática que se gira para evitar tener que sacarle punta. Y la mina es lo suficientemente fina como facilitar un delineado preciso:

Además en la imagen de arriba puede ver que incorporan la típica esponjilla que últimamente se ha puesto de moda para esfumar el trazo, si nos apetece.
Con respecto al resto de los datos, se los detallo a continuación:
  • Son waterproof y se trabajan muy bien tanto en el párpado como en la waterline
  • También llevan incorporado un pequeño sacapuntas para afilar la punta si se nos queda roma.
  • Cuestan 8'25 euros como precio recomendado, lo que me parece bastante idóneo.
  • La línea la forman 8 colores, que vamos a ver a continuación.



2. El colorido (Chuaches)
Otra baza que le veo a la línea es la gama de colorido que ofrece: son tonos preciosos, actuales y muy adecuados para la temporada. Arriba tienen:
  • 5: Un tono verde hoja con pequeñas partículas de shimmer dorado
  • 6: verde oscuro mate
  • 2: Marrón chocolate.

  • 3: Azul intenso 
  • 4: Azul marino, casi índigo.
  • 8: Morado oscuro.

  • 7: Gris Humo
  • 1: Negro.



3. Mi opinión:
A mi me han encantado por todo lo que les he ido reseñando: precio adecuado, buena pigmentación, gama de tonos muy funcional y atractiva...pero tienen un pero que no puedo obviar para ser sincera: hay que tener cuidado al sacarlos y girar solo para obtener lo necesario. Si sacamos un poco más de la cuenta se rompen. Esto suele suceder con otros lápices cremosos que he tenido, como los de Milani que (pese a que no eran automáticos, sino de madera) si los afilaba más de la cuenta incluso perdían la mina. Estos no, pero sí que se rompen si la mina está, como les digo, algo más larga de la cuenta. Así que hay que tener cuidado con eso.
Por ese motivo, sin decir que son perfectos, debo aclarar que me han gustado muchísimo. Los he probado en waterline, para delinar párpado superior e inferior y como base de sombras, y van fenomenal. Además, me tienta mucho este look que propone la marca; pese a que es de fantasía, me gustaría probar a ver qué sale:

¿Los conocían?¿Qué tono les ha gustado más?
¡Besos!

@gadirroja en INSTAGRAM