viernes, 8 de febrero de 2013

Brochas de colorete: cuales, para qué

Ya saben que de vez en cuando me gusta "repasar" con vosotras el tema de brochas y pinceles porque siempre vamos aprendiendo cosillas, probando nuevas combinaciones o incluso porque haya habido alguna nueva adquisición. Y sobre todo, espero que también me recomienden usos y brochitas en comentarios!

 Hoy es el turno de mis brochas para rubor, y de paso les enseño algunos de los tonos que preveo, esta primavera, serán de mis favoritos. Vamos, por tanto, a los usos que le doy a cada tipo de las que tengo...

1. Para productos en crema o líquidos...Mofetas.
Abajo y en la entradilla tienen las 3 mofetas que tengo en mi haber: mis favoritas para productos líquidos o en crema porque lo depositan en pequeña cantidad (y así evitamos el riesgo de pasarnos con estas texturas a las que hay que saber pillarles el truco) y a la vez, lo van difuminando.
El colorete que ven arriba es el tono coral de E.Llorca, pero va genial también para los coloretes líquidos de MUFE, Clarins, en crema de Nyx, etc.. Como ven, las brochas son: Zoeva (de la manta very crock), Sigma F50 y Zoeva 125.
De las 3, mi favorita para el colorete es la Zoeva-very crock: al ser más pequeña y tener las cerdas menos abiertas, me facilita mucho depositar el producto justo en la zona que quiero. Esto no implica que las otras sean peores brochas: ya saben que las mofeta tienen muchos más usos, como por ejemplo, aplicar el broncer de una forma sutil y favorecedora, facilitando su integración con el resto del maquillaje.

2. Para tonos muy intensos...Mofetas, también.
Por el mismo motivo que antes les comentaba: de todas las brochas para colorete que tengo, las mofetas son las que me permiten tomar menos cantidad y aplicarla de forma más difuminada, más integrada. El problema de este tipo de tonos es que si no se trabajan con muchísima precaución, pasan de ser bonitos y favorecedores a quedar cantosos y exagerados: eso lo evito, como les decía, tomando poca cantidad y utilizando la mofeta.
Los tonos que ven arriba son el Aruba de Sleek y el Cute As Hell, de Essence.

3. Para coloretes con shimmer o varias tonalidades, brocha artesanal.
Todas conocemos la "fiebre yachiyo & cía" que ha habido últimamente entre las potingueras. Ya saben que mi única brocha de este tipo la adquirí en Magic Coast a través de una promoción de Black Friday...y la cosa es que al usarla, tanto había leído (y no solo de la de NARS, también de los clones)...que ME DECEPCIONÓ UN POCO. ¿El motivo? Con los coloretes que he enseñado anteriormente, yo no me apaño:
  • Si son en crema o líquidos, apenas coge producto.
  • Si son muy pigmentados, por más que tenga cuidado toma demasiada cantidad y el efecto "pepona" es irremediable.

Pero no me rendí y seguí probando combinaciones, y la verdad es que he dado con una para la que esta brocha es única: los coloretes con pequeñas purpurinas (que con otro tipo de brochas directamente se pierden) o de múltiples tonos (que les sucede lo mismo, quedan amalgamados al pasar otra brocha). La artesanal los coge con tanta sutileza, que al dejarlos en la mejilla quedan de manera mucho más parecida a como son en su "pan" que con cualquier otro tipo de brocha.
Arriba, el Angelika de Nars, que se caracteriza por tener pequeñas purpurinas plata sobre fondo rosa, y el Rose D'or de Milani, un colorete mineral cocido de fondo melocotón con vetas doradas y rosas.



4. Para rubor rápido de diario, brocha sesgada o brocha muy abierta.
Y finalmente, vamos con la opción más práctica. Es la que yo recomendaría para un neceser básico, para diario, para quien no  quiera complicarse la vida...son dos brochas diferentes, con "bondades" distintas:
La de la izquierda, de Deborah, se caracteriza por su suavidad y por tener las cerdas muy abiertas. Esto nos permite aplicar el colorete en un "plis plas". Un colorete suave, natural, queda perfecto con ella. Por lo que he visto, me parece muy semejante a la que ha sacado Deliplus fabricada por Novara.
La de la derecha, de Zoeva, tiene un corte sesgado que nos permite trabajar muy bien el producto en diagonal y por eso también es muy práctica para rubores rojizos, algo subidos, ya que los aplica rápidamente y con precisión, por ese motivo también me gusta para looks rápidos y/o sencillos.
El rubor de dos tonos de w7 queda perfecto con la brochita abierta de Deborah, y los tonos como el que ven arriba, de Lola, más rojizo, con la sesgada.

¡Y eso es todo! ¿Cómo usan ustedes los diferentes tipos de brochas de rubor?¿Me recomiendan algún uso más?
BESOS!!

Me gusta