viernes, 8 de marzo de 2013

Brico-poti-manía: Set de cejas a la medida

Resulta que hace muchísimo, os conté que me había intentado tongar en una tienda online que vende falsificaciones. Mi filosofía al respecto ya la saben muchas: si te cuentan que te están vendiendo una imitación y tú sabes a lo que vas, me parece estupendo...lo que me joroba es que en algunas de estas páginas no se explica en nigún momento que se trata de un fake...por lo que siento que te toman el pelo gratuitamente.
El caso (que me voy por los cerros de Úbeda) es que pedí este set falso de cejas de Benefit y solicité que me devolviesen el dinero, lo cual hicieron sin solicitarme su devolución.
Chico consuelo, porque como ven arriba, la parte de la crema venía vacía, la sombra estaba estropeada y las pinzas y el pincel eran un desastre. Así que la guardé por si me animaba a re-utilizarla, tras como les cuento hoy.

1. Mis cejas...y sus necesidades.
Tengo las cejas bastante pobladas, con una forma que (después de años de experimentación) a mi me gusta mucho y un color muy, muy oscuro...vamos, negro:
Esto hace que sea un pequeño problema a la hora de comprar sets para rellenarlas, porque la mayoría me vienen claros y el negro-negro no es una opción, ya que queda horrible y artificial. He leído en algunos blogs que MUFE (creo recordar) tiene un producto color "ceniza" (gris oscurísimo) que es el ideal para las cejas tan oscuras...pero...¿para qué comprarlo, si me lo puedo hacer yo?

2. El experimento...
Así que me animé a intentarlo, y así de paso aprovechaba la cajita que llevaba guardada tantos meses en un cajón. Lo primero que hice fue extraer los "pans" y limpiarlos en profundidad con un desmaquillante de ojos y otro enjuague con un detergente tipo fairy...
A continuación seleccioné, entre mis pigmentos, tonos que me viniesen bien para hacer un color ceniza (o algo aproximado). A saber: blanco mate, negro mate y la cera fijadora de naked cosmetics, que nunca usaba porque prefiero mi prebase, para crear un producto ceroso que me fije las cejas, tal y como suelen traer todos los kits.
El siguiente paso era la mezcla, para la que usé un cuenco de cristal. El problema puede estar un poco en la cantidad que usemos de cada tono: si usamos demasiado blanco nos quedará un gris horrible, así que lo iba añadiendo pasito a paso, y mezclando, hasta que quedo un tono que me satisfizo...
A la cera le añadí también un poco de pigmento color piel mate y calenté el culete del cuenco para derretirla y que se mezclase todo mejor...

Abajo pueden ver los dos pan ya prensados (como cuando prensamos pigmentos, con alcohol y presión) y mi super-pegamento para fijar de nuevo los pan. No se engañen por el color rosado de la foto, que es por la luz. Más abajo verán el color certero del que quedaron ambas partes.

Era el turno de sustituir las brochitas. Como lo guardo (casi) todo, tengo muchísimas brochas de los duos y quads de sombras, que nunca uso...así que entre ellas busqué dos distintas que se ajustaran...
...una plana para rellenar la ceja y otra biselada para darle forma...

Este es el resultado final, a la derecha tienen sombra compactada y a la izquierda el producto con cera para fijar los pelillos...

3. Y el resultado...
Me van a permitir que repita foto para que vean el contraste entre la ceja "a pelo" y la ceja trabajada...


...tal como esperaba, el color se adapta bien al mío, sin ponerme las cejas tipo "macario", así que genial...y gratis!!


¿Se animarían a hacerse su propio set de cejas?
Por cierto...Feliz día Internacional de la Mujer :D
BESOS!!

@gadirroja en INSTAGRAM