lunes, 4 de marzo de 2013

Pinceles de delinear: cuáles y para qué

Dentro de los posts que dedico a la pincelería, hoy me quiero centrar en los pinceles de delinear. Creo que he hablado de ellos en muchas ocasiones cuando he utilizado ciertos productos o he hecho posts sobre delineados, pero no han tenido el "protagonismo" completo en una entrada, pese a que son un instrumento clave para ese reto que es casi siempre delinear.
Así que vamos al lío!

1. Los tipo "minima expresión".
¿Cómo son? Con esta perífrasis me refiero a aquéllos tan, tan finitos, que al comprarlos a veces piensa una "¿Y esto vale, de verdad x euros?" (jajaja). Son muy, muy finos en su mango y apenas tienen un grupo de cerdas  muy compactas y de acabado en punta. Se parecen bastante a los que traen los eyeliner líquidos de toda la vida, y es por eso que nos dan muchísima precisión.
¿Cuáles y para qué? Pertenece a esta categoría el famoso 210 de MAC y ya les adelanto que es mi favorito... Pero tenemos alternativas más baratas que nos hacen muchísimo apaño: Zoeva e incluso Born Pretty Store y tiendas de este tipo los tienen con el mango angulado (personalmente no veo mucha diferencia en esta característica, pero hay gente que se apañan mejor si son así).


Ventajas: Yo los utilizo para los gel liner o para el cake liner y su ventaja es, como decía, la precisión por lo que...
  • Podemos controlar perfectamente el grosor de nuestro delineado según vayamos buscando uno fino, o marcado.
  • Facilitan el trazado del rabillo.
  • Si les gusta marcar el lagrimal con negro, son mucho más cómodos.
  • Si cometemos un error al delinear, no estropeamos tanto las sombras.

¿Cómo sé si debo comprarlo? Pero como siempre, hay que saber qué tipo de pincel buscar. Las mejores características son las que combinan unas cerdas bien compactas entre sí (si se abren al pasarlo sobre la piel, apaga y vámonos que en vez de un delineado nos va a trazar una carretera de sierra) y suficiente flexibilidad en las mismas para que el pincel no pinche y se adapte bien a los pequeños plieguecitos de la piel de nuestro párpado.

2. Los de lengua de gato.
¿Cómo son? Son aquellos cuya forma es más bien ancha y corta, aunque en la punta se afina un poco. Se caracterizan por ser más "aplastados" en lugar de redondos y para mí, están a medio camino entre el pincel que veíamos antes y el biselado. Con respecto a las ventajas de su uso, son que dan precisión, algo menor que en el primer caso, pero a cambio permiten un trazo firme y rápido a ras de las pestañas.
¿Cuáles y para qué? La verdad es que de esta gama, los dos que tengo venían con dos gel liners: el de Maybelline y el de L'oreal. Habitualmente, cuando tenemos una colección de pinceles que hemos ido haciéndonos mediante la selección, no se presta atención a los que nos vienen con algunos potis, pensando que serán peores o que no nos acostumbraremos a ellos por el hábito de usar el propio...pues atentas a los de este tipo porque merecen la pena. Yo los uso siempre con gel liner.

¿Cómo sé si debo comprarlo? La principal característica en este caso es que las parte de pelo no sea excesivamente larga (se doblaría) y que la punta esté bien definida. Si se fijan en la imagen de arriba, de las puntas de los pinceles, el de L'oreal es mucho más definido en su corte final que el de Maybelline. Este nimio detalle hace que sea mucho mejor pincel que su compañero.


3. Los biselados.
¿Cómo son? Yo diría que, por lo que veo en vuestros blogs, son los favoritos de la mayoría. Se componen de un grupo de cerdas planas que están cortadas al bies para permitir una mezcla de precisión en el trazado y que el mismo vaya ancheando del interior al exterior del ojo, con una pasada firme. Su ventaja es la rapidez, pero para mi punto de vista tienen el inconveniente de que pierden precisión en ciertos detalles: no se pueden usar en el lagrimal (so riesgo de ponernos gel liner en la nariz) y si tienen el pliegue del ojo marcado como yo (ojo hundido) el rabillo les saldrá notablemente peor que con uno de los pinceles anteriores.
¿Cuáles y para qué? Pero no crean que, por lo afirmado anteriormente, estos pinceles no me gustan...yo los veo ideales para delinear con sombra o pigmento, o incluso para tomar de lápiz graso el producto. Al ser un pincel más ancho que los anteriores, toma mucho mejor el producto. Delinear con sombra con el 210 es un rollo porque toma muy poco producto, hay que dar muchas pasadas y corremos el riesgo de cometer más fallos; para eso, mejor por tanto un biselado. Para mí los mejores son los de Martora: tengo dos, uno más pequeño y otro mayor, y contrariamente a lo que podríamos deducir, el mayor me gusta muchísimo más (por lo que les explicaba antes de tomar producto del "pan").

¿Cómo sé si debo comprarlo? En este caso debemos fijarnos mucho en cómo se comporta el pelo al deslizarlo sobre nuestra piel (por ejemplo, en el dorso de la mano) y comprobar: a) Que no pinche y b) que no se doble demasiado (porque entonces, cero precisión). En el siguiente punto seguimos hablando de esto, con pinceles que he desechado por estos motivos.

4. Los que es mejor dejarlos para otros menesteres...

Arriba les muestro 4 pinceles biselados que, para mi gusto, no valen un céntimo. Son de Beter (los dos de arriba), Sigma (el turquesa) y un pack de pinceles baratos (previsible este último). El problema es que, el primero de Beter y los otros dos son tan flexibles que se doblan y no hacen un buen trazo. En el caso del segundo de Beter, el problema es que pincha como un demonio.
Abajo tienen otro de sigma, más bien tipo lengua de gato o fino (entre el 1 y el 2), que tampoco vale gran cosa porque es demasiado largo, y se dobla.

En estos casos, antes de deshacernos de ellos de pura rabia, podemos darles otro uso: yo utilizo los biselados para rellenar las cejas y me gusta mucho para ese menester. En otras ocasiones, para repasar con sobra a ras de pestañas inferiores tampoco están nada mal porque no suele ser necesaria tanta precisión.

¡Y esto es todo! Espero que les haya resultado útil y ameno.
¿Qué pinceles usan para delinear?
BESOS!