sábado, 25 de mayo de 2013

Inspirado en una fragancia: Coco Madeimoselle, de Chanel


Hace unos meses mi amiga Ana me regaló la fragancia que se ha convertido en una de mis favoritas para esta primavera: de una marca tan clásica como Chanel, Coco Madeimoselle me ha sorprendido-para bien-por su agradable y floral frescura y por su halo femenino.
Por eso quiero dedicarle hoy un look inspirado y hablaros un poquito de ella.

La historia nos cuenta que después de Coco, Coco Mademoiselle es un homenaje a la personalidad de Gabrielle Chanel, y una afirmación de la feminidad.
Entre sus notas encontramos naranja y bergamota a la salida, rosa y jazmín como notas de corazón y finalmente, un fondo de vetiver y pachuli (muy suave, os aseguro que apenas se advierte y que no tiene nada que ver con el aroma que os puede venir a la cabeza al pensar en “pachuli”).
Y como veis, el frasco va muy en la línea de las presentaciones de esta marca.

Para hacer un look inspirado he querido centrarme en los tonos rosados y negros que son clásicos de esta línea de Chanel.

Para hacer el look quise aprovechar unas sombras mate que me mandó mi queridísima Mareas: son de Martora, y aún tengo que enseñaros ese intercambio (será prontito). Dado que pretendía hacer un look elegante con tonos rosa y negro, pensé que el acabado mate me ayudaría a conseguirlo.
Y, de este modo, comencé utilizando un rosa medio para todo el párpado móvil, creando una base de color clara pero intensa.
Como tenía claro que pretendía marcar la cuenca de negro pero pretendía evitar un contraste demasiado agresivo, utilicé un marrón chocolate para facilitar la transición entre el tono claro y el oscuro: lo tienen en el último tercio del párpado móvil y difuminado hacia la banana.

Finalmente, utilicé el mencionado negro para añadir algo más de profundidad. Una sombra color piel hasta la cuenca hace el resto.
A ras de pestañas inferiores marqué con el mismo marrón generosamente, y delineé con negro, Máscara a discreción y relleno de cejas - no siempre lo hago y cuando las enmarco, toman mucho protagonismo- hacen el resto del look de ojos.


Habiéndome basado en este juego de rosas, la elección del resto de maquillaje no ofrecía mucho problema...
El colorete es el Rose D'or de Milani, un tono más bien melocotón que deja un acabado muy dulce.
Y el labial, un rosa medio de Kiko Round Stick (el mismo del look anterior).


Como han visto, hice una sencilla manicura a juego...

Como me gusta mucho el efecto que dejan los topitos y lo femeninos que quedan, utilicé una base rosa muy clara con unos topos rosa palo oscuro (también un esmalte del intercambio con mi amiga, precioso) y negro.

¡Y eso es todo!

Espero que les haya gustado. Más adelante, veremos otro look inspirado en una fragancia que también me ha sorprendido gratamente. 

BESOS!

Me gusta