lunes, 18 de agosto de 2014

Duos de verano: Dorado y blanco (Look y outfit)

La combinación de blanco y dorado siempre me ha parecido de lo más veraniega. Además de ser fresca, favorece muchísimo a las pieles ya bronceaditas de los días de playa. 
Hoy os muestro un outfit y una propuesta de maquillaje en las que juego con ambos tonos.
1. El maquillaje.

Con la piel morena, utilizar "blanco ariel" en los ojos puede quedar muy ordinario, porque destaca muchísimo y deja un efecto muy raro. Pero yo quería hacer alusión a este tono, así que tiré mejor de un "blanco roto" casi vainilla de mi paleta de neutros de Douglas para el lagrimal y el primer tercio del párpado móvil, que fui degradando paulatinamente a dorado como ahora os voy a contar.
El tono más oro intenso que veis (en el último tercio del párpado ya) es en realidad la sombra en crema dorada de las Color Tatoo de Maybelline. Es alucinante la pigmentación y fijación que tienen estas sombras...no me extraña que las alaben tanto! Para degradar entre el vainilla que os comentaba antes y este oro más intenso, utilicé mi sombra de Bourjois "Beige irisé". Finalmente, la en la zona del pliegue, tenéis un toque del pigmento "You dropped your rob", de Shiro Cosmetics un marrón con destellos dorados muy intenso que combina muy bien con los tonos anteriores. Está también a ras de pestañas inferiores. Terminé aplicando un toque de marrón mate en la cuenca para dar profundidad y terminar de integrar los tonos.
El resto, como veis, es un simple delineado negro y un toque de máscara.

Me apeteció dar un toque alegre y cálido al resto del maquillaje y por eso tiré de tonos coral. Rescaté mi preciosa y completa paleta de coloretes Martora, y mezclé dos tonos (A2 y A3) para conseguir un rubor muy semejante al tono de los labios, que es el conocidísimo Costa Chic de MAC.
Además, previamente, apliqué en esta ocasión - en lugar de mi broncer habitual - las perlas de Belle cuyo resultado sobre la piel queda precioso en esta época.





2. El outfit.


Como os decía en el post que presenta la sección, le veo a esta propuesta un toque dulce y en parte es por el vestido que veis. Es de Mango y tiene varios años, pero me encanta su corte y el detalle de los volantitos en hombros y dobladillo. Queda sueltecito y eso lo hace muy cómodo.
Como veis en las fotos, lo completé con accesorios en la línea de los tonos oro: el collar y las sandalias son en color oro viejo y en esta ocasión, logré dar con un broche blanco también para poner en mi bolso de rafia, dando el toque final.

¿Recurrís a esta mezcla de tonos para el verano?
Espero que os haya resultado entretenido.
BESOS!

@gadirroja en INSTAGRAM