miércoles, 17 de septiembre de 2014

Akamuti, exfoliante facial natural (review)

Hoy os quiero hablar en profundidad de una de mis últimas compras en ECCO VERDE. Necesitaba un exfoliante facial y, ya puestas, si era de cosmética natural y asequible...mejor. Además de las características anteriores, he dado con un producto efectivo y placentero, de esos que es un gustazo usar (al menos para mi). Así que sí queréis saber más de él...

¡Vamos al lío!

1. Akamuti, la marca
Lo primero que llama la atención de esta marca es su imagen exótica y con colores vivos, muy en la línea de la estética de las representaciones artísticas africanas que es, al fin y al cabo, adonde la propia marca nos remite.
Akamuti es una marca joven, que data de 2003, cuando Lindsay, una aromaterapeuta, quiso volcar toda su filosofía creando una serie de productos de carácter natural que responden a la siguiente filosofía:

  • La idea de la curación (y mejora también, en el caso de la cosmética) a través de las plantas.
  • Un concepto holístico de salud y belleza donde tienen cabida los hábitos de vida, la alimentación, etc..
  • El uso de ingredientes naturales sin ningún tipo de aditivo.
  • El comercio justo como base de una cosmética ética.

El nombre de la marca, que está en el dialecto Bemba (De Zambia) tiene un doble significado que también representa muy bien toda esta ideología, porque se puede traducir a "árbol pequeño" o a "un poco de medicina" y esto es así, porque precisamente en muchas partes de África se cree en el poder curativo de las plantas.
Entre sus propuestas, me llaman mucho la atención las mantecas corporales, los aceites esenciales y las mascarillas faciales.



2. Exfoliante de naranja dulce, características generales.

Sin duda, tras esta grata experiencia quiero probar más cositas de la marca, pero vamos a centrarnos en el producto que sí he usado en profundidad. Empecemos pues, con las características básicas.
Con respecto a la presentación, es como veis, sencilla pero llamativa: Se trata de un bote ancho con tapa de rosca de donde tomamos la cantidad de producto deseada. Tiene una capacidad de 50 ml. y su precio fue de 9'95 euros en la web que os comentaba anteriormente.

La textura y el olor los vamos a ver en la opinión personal porque está bastante condicionada por estas características (funcionalidad de producto aparte, que también), pero sí os cuento que las indicaciones son para pieles mate y secas. Ojo con esto porque las pieles mixtas o grasas van a necesitar otra línea de esta marca (tienen productos de arcilla verde, por ejemplo, sin duda mucho más adecuados para las pieles que les comento). Con respecto al modo de uso, como cualquier exfoliante, se aplica con movimientos circulares y se retira con  una toallita humedecida en agua templada. Obviamente, evitaremos el contorno de ojos y cualquier otra zona irritada de nuestra piel. Puede utilizarse hasta 3 veces por semana, aunque yo pienso que si somos rigurosas con nuestra limpieza habitual, con una es suficiente (así lo hago yo).
Sin duda, otro punto fuerte de este producto es su formulación. Vamos a verla con detalle porque no tiene desperdicio:
  • Azúcar de caña sin refinar. 
  • Manteca de almendras dulces.
  • Manteca de mango.
  • Aceite de naranja dulce.
  • Esencia de geranio.
  • Aceite de zanahoria
  • Aceite de mirra.
...y ya está. Como contrapartida, dura 6 meses una vez abierto, pero es lógico si tenemos en cuenta que no tiene conservantes ni ningún tipo de aditivos.

3. Opinión personal.
Como os decía más arriba, hay varias características de este producto que lo hacen muy especial y agradable para mi, pero es necesario que me explique bien porque son aspectos más personales que igual a algunas de vosotras os causan el efecto contrario:
  • La textura es como melosa: cuando lo tomas, parece una pomada. Luego, según vas masajeando, se van notando las partículas - bastante gruesas - haciendo su trabajo.
  • Su olor es como de azahar, hoja de naranjo y piel de naranja, todo junto. Más intenso y menos fresco que el olor de la fruta, pero muy agradable.
  • Si habéis visto, he subrayado cómo se retira: yo suelo retirar el exfoliante con agua. Si procedemos así con éste, van a quedarnos restos porque es muy difícil de quitar sólo con agua. Con la toallita - o incluso con algodones desmaquillantes, he probado - sí sale bien.
  • Con respecto a resultados, al terminar, la piel queda muy suave e hidratada...pero el poro más fino y cerrado.¡Por eso me gusta!: Combina suavidad con funcionalidad en el caso de mi piel con poro marcado.
En definitiva, creo que es un producto que os va a gustar si tenéis pieles mixtas-secas o secas. Teniendo en cuenta, claro está, lo que os comento de aspectos más "subjetivos" (olor, textura, aplicación).
Lo que tengo claro, es que con esta marca quiero seguir probando.
¿Qué os ha parecido?
BESOS!!

@gadirroja en INSTAGRAM