lunes, 15 de septiembre de 2014

Mis nuevos complementos de cara a la reentrée (Haul)

Hace unos días os enseñé algunas compras de ropa para empezar la temporada, básicamente prendas que ayudan a "hacer la transición" porque son combinables en un estilo más veraniego o con aires de más fresco. Hoy os muestro sólo cuatro que son los que se han ido uniendo a mi colección hasta ahora.


1. Collar de Parfois.
No conocía yo esta famosa tienda y es curioso, porque tenía el prejuicio de que era más cara. Cuando estuve en Cádiz entré en varias ocasiones y además de algunos regalitos, me traje para mí un par de cositas. 
Me gustó la forma y color de este collar que además queda pegadito a la base del cuello y por eso lo veo ideal para la época en que "se acabaron los escotes". Es fuerte y resistente y me gusta mucho el tipo de cierre que lleva:



2. Gafas 212 CH.
En realidad fueron un regalo de Manolo al romperse mis gafas habituales - que por cierto no eran de óptica y soy consciente de que eso bueno, no es. Aunque la temporada "por antonomasia" de las gafas de sol es el verano, lo cierto es que yo las uso todo el año porque - curiosamente porque mis ojos no son claros - me molesta muchísimo el sol en los ojos y ya no tiene una edad para andar con el ceño fruncido ;)


Acertó de pleno porque son de la forma que a mi me gusta y favorece. Soy muy "puñetera" para las gafas porque me quedan bien sólo las de este tipo.

3. Colgante de libélula.

Como contraste al anterior que va pegado al cuello, también me gustan mucho en otoño/invierno los colgantes largos, especialmente cuando llevo jerseys de cuello vuelto. Este lo compré en el "Mercado andalucí" del barrio del Pópulo de mi tierra. Es en agosto y nunca falto porque me encanta.

4. Monedero de Parfois.
Como os decía más arriba, descubrir Parfois fue toda una tentación porque tienen cosas monísimas. Se me rompió la cremallera del monedero y la verdad, no he visto cosa más molesta: el monedero ni estaba viejo ni se veía roto, pero abrirlo era un suplicio porque me terminaba dejando el esmalte.
Así que me hice con este que me gustó por su amplitud, su variedad de departamentos para las tarjetas y su coqueto color rosa palo.



Y eso ha sido todo por ahora. De bolsos y pañuelos ando bien, así que salvo que "alguno me encuentre a mi", dudo que caigan. Por supuesto, si hay nuevas adquisiciones, las mantendré informadas ;)

BESOS!!

Me gusta