lunes, 10 de noviembre de 2014

Hablemos de limpieza: La "trastienda" del desmaquillado


Hoy quiero hablaros de un tema que aparece poco por el blog...pese a lo importante que es. A menudo os hablo de qué productos utilizo para limpiar mi rostro y/o desmaquillarme pero casi nunca de esos básicos de limpieza que nunca faltan como son discos, toallitas y demás enseres "de trastienda", como digo yo.

Ni siquiera salen en acabados para no dar una y otra vez la misma información, pero como digo, es justo darles hoy con este post su sitio en nuestras rutinas, que es primordial además.
Mientras hablamos de ello, os voy a mostrar también qué nos ofrece la marca Demak'up en este sentido: Una variedad de productos de calidad fantástica y con la confianza "de siempre".


1. En mi trastienda: Qué básicos uso en mi rutina.
Como les decía, aunque no sea tema recurrente, es lógico pensar que mis hábitos de limpieza se acompañan de discos y también toallitas, aunque estas últimas apenas las use para desmaquillar en sí, pero sí para facilitar el desmaquillado o limpiar restos en ocasiones.
Ya saben que - por mi día a día personal y profesional - en mis rutinas podemos distinguir de dos a tres momentos básicos de limpieza y desmaquillado:
  • Por las mañanas, despertando el rostro y preparándolo para un nuevo día. Se trata de un momento de limpieza muy sencilla y rápida, para retirar posibles "restos" de la noche (tratamientos, brillos, etc.) y despertar la piel, preparándola para el tipo de maquillaje sencillo que suelo usar por las mañanas.
  • Cuando vuelvo del trabajo, normalmente a mediodía, me desmaquillo. Suelo utilizar un producto en espuma o gel que son los formatos que más me gustan para el rostro. Igualmente, nunca me falta un bifásico para los ojos y finalmente, tampoco me salto jamás el tónico.
  • Finalmente por la noche, si no me he maquillado - lo más habitual - vuelvo a limpiar la piel en el momento de la ducha, y la preparo así para el tratamiento nocturno. Si ha habido algún acontecimiento y me he maquillado -normalmente con más intensidad que a diario - se impone de nuevo una rutina de desmaquillado fuerte, para retirarlo todo antes del sueño reparador.
  • ¡Y no me olvido! obviamente, también se desmaquillan las uñas. En mi caso suelo hacerme un par de manicuras a la semana, no se me estropean mucho, así que las desmaquillo cuando me canso y quiero cambiar de tono.


2. Demak' up: marca y productos.
No sé si os pasa lo mismo, pero si pienso en discos desmaquillantes, desde hace añísimos se me viene esta marca a la cabeza...y no me extraña, porque esta firma francesa lleva más de 30 años ayudándonos a desmaquillarnos. Antes de que abundaran las marcas blancas, ya estaba ofreciendo en el mercado numerosas respuestas a distintas necesidades, partiendo siempre de la calidad.

Dentro de esta variada oferta, vamos a conocer hoy varias opciones muy interesantes:
  • Línea Sensitive:
La línea Sensitive está enfocada a pieles y ojos sensibles. Sus discos de algodón se componen sólo y exclusivamente de fibras de algodón y además está enriquecido con extractos de aceite de algodón, conocido por sus propiedades suavizantes y calmantes.

Lo encontramos en dos tamaños, disco (más pequeño) y más grande y ovalado para adaptarse a nuestras necesidades (personalmente yo prefiero los grandes, incluso para desmaquillarme los ojos). Es una línea que me ha encantado precisamente para este menester, el desmaquillado de esa zona tan delicada que además yo tengo especialmente sensible.



  • Línea Expert:
Seguro que os suena si os hablo de “Demak’up” duo que ha sido la línea básica de esta marca durante muchos años. En la línea Expert encontramos ahora su versión aún más mejorada: siendo suave, es muy, muy eficaz. De nuevo su composición se basa en 100% fibras de algodón, pero incorpora una textura diferente, en forma de panal, que elimina muy fácilmente el maquillaje.

De nuevo os muestro los dos tamaños, aunque como personalmente es el que prefiero para el rostro por su eficacia, vuelvo a preferir el tamaño ovalado.




  • Toallitas frescor y suavidad:



De unos años a esta parte las toallitas han ido adquiriendo una "mala fama potinguil" porque, utilizadas como desmaquillantes exclusivamente no son lo más aconsejable. Eso no quiere decir que no tengan uso; personalmente nunca me faltan en casa.
Las utilizo para:

  • Retirar "lo más gordo" del maquillaje si voy a entrar en la ducha y allí completar mi desmaquillado.
  • Limpiar errores del maquillaje o swatches para el blog.
  • Limpiar superficies o incluso accesorios de maquillaje (sacapuntas, carcasas, etc.).
En este caso, encontramos de nuevo un enfoque orientado para pieles sensibles y otro para pieles con más grasa o mixtas. He probado ambas en el rostro y me han gustado muchísimo porque desmaquillan sin resecar y tienen un perfume muy agradable, por lo que utilizadas como les comento anteriormente me parecen muy interesantes.

¿Y vosotras, qué pensáis de estos sencillos pero imprescindibles útiles de desmaquillado? ¿Cómo es vuestra"trastienda"? ;)
Espero que les haya resultado interesante.
BESOS!!

@gadirroja en INSTAGRAM