lunes, 5 de enero de 2015

Con aires "fifties" (Look, manicura y outfit)

Vamos hoy con el segundo de los vestidos de OASAP que os enseñaba hace unos días. Como os contaba en esa ocasión, le veo un rollito "cincuentero", por su corte y diseño y es por eso que lo he querido combinar con un maquillaje de inspiración pin up y una manicura en tonos rojos, que le van al vestido bastante bien.
Vamos a verlo todo.


1. El maquillaje.


Los looks tipo pin up son muy socorridos pero están "más vistos que el tebeo". Para no aburrirme, me gusta ir cambiando las sombras que uso y en este caso he utilizado, en lugar de sombras mate, el toque satinado de una sombra ocre. Es de la paleta "Au naturel" de Sleek y se llama "Moss". Previamente había igualado el párpado móvil con el tono "Capuccino" y finalmente, utilicé una mezcla de éste y el clarísimo "Nougat" para iluminar el arco de la ceja.
El resto es bien sencillo: delineado con gel liner de L'oreal a ras de pestañas superiores y con sombra en las inferiores, sin llegar a cerrar la zona del lagrimal para hacer el ojo más abierto. En la waterline, de nuevo llevo el beige del lápiz de Sephora y en las pestañas, la máscara Lashcreator de Deborah de la que les hablaba ayer.

También tenía claro desde el principio que, como rojo, usaría el tono "puro" de la colección de L'oreal llamado Blake. El resto del rostro está maquillado con los habituales del blog en estos meses (pueden verlos en la foto de abajo y todos están reseñados en semanas/meses anteriores).

  

2. La manicura: falsa pata de gallo.
Rebuscando entre mis placas, descubrí que no tenía ninguna que recrease este estampado y no es de extrañar porque tampoco es algo que use a menudo - de hecho, es la primera prenda que tengo con este tipo de motivo - . Pero sin embargo, entre mis placas de MoYou London dí con uno que, siendo de mariposas en vez de los típicos cuadraditos de pata de gallo...daba muy bien el pego.


 

Así que, simplemente, apliqué en el dedo anular una base clara y estampé en negro las mariposillas que, vistas sobre el tejido, apenas parecen otra cosa que "pata de gallo". El resto de las uñas va en el precioso rojo de Deborah del que también les hablé hace pocos días, salvo por la uña corazón a la que añadí una capa del top coat de efecto plumas de Ünt, por darle un aire diferente.


3. El vestido.
Como el toque de rojo del maquillaje me convenció mucho, decidí jugar también con este tono en la ropa. En las fotos llevo una chaqueta básica roja de punto y medias negras con zapatos bajos de Mustang que son una especie de sabrina con algo de tacón, también con cierto aire muy "lady". No obstante...quiero probarme este vestido con taconazo, porque se lo merece (jajaja).

¡Y eso es todo!
Espero que os haya gustado.
BESOS!!



Me gusta