martes, 17 de marzo de 2015

Detalles de primavera (Haul ropa y complementos)

Por fin parece que se acerca una época de menos frío. Aunque no podamos "lanzar vítores" porque el tiempo está muy cambiante, donde vivo ya los días son (al menos) algo más cálidos (vamos que no se te hiela la nariz al caminar por la calle jajaja!). Esto hace que me apetezca mucho tirar de colorido e ir equipando mi armario de prendas que, si bien no son aún muy ligeras, sí que están llenas de color.
¿Queréis verlas?
1. Punto colorido.


Como os decía, no es que haya llegado aún un calor como para ir en manga corta, pero al menos podemos cambiar el cuello vuelto por el punto fino, y los grises por las tonalidades alegres. Así que cuando, dando un paseo por el mercadillo, vi estos jerseys de punto finito y color intenso...no me lo pensé dos veces. Me costaron 9 euros cada uno.
En las fotos están combinados con unos pañuelos de los que ahora os hablo.

2. Cambiando la bufanda por los pañuelos.


Otra alegría típica de los días menos helados: guardar el punto de las bufandas y cambiarlas por tejidos más livianos, con estampados alegres, me gusta mucho. No os he contado que estuve de viaje en Córdoba, una tierra que me encanta por sus lugares y también por su gente.
En un puestecito ambulante vi estos pañuelos tan alegres por sólo dos euros, y me los traje - entre alguna otra cosa - de recuerdo. Me gustan porque son muy grandes y combinan muy bien como habéis visto más arriba.
Aquí estoy con la combinación que veíamos más arriba, mis botas de María Mare y unos vaqueros: normalmente es una de los recursos de los que más tiro para diario.

3. Una camisa, para el entretiempo.











Me encantan las tiendas pequeñitas, que no son de cadenas conocidas, como eran antes las llamadas "boutiques". Cuando vamos a Granada siempre visito las que me pillan más a mano y a veces encuentro fichajes muy interesantes. La camisa que ven abajo, imagino, es de la temporada pasada porque estaba en un perchero de "remate final", pero a mi eso me da igual. Me gustó mucho tanto el corte como el color, que es un tono que suele favorecerme. Me costó sólo 6 euros.




4. Y algunos pendientes largos.
Me los traje también de recuerdo de mi periplo cordobés y aunque los pendientes no entienden de estaciones, aprovecho este haul para compartirlos con vosotras. La verdad es que los dos pares me gustaron tanto que no podía decidirme sólo por uno, y como no eran caros me traje los dos:





Y esto es todo por ahora, porque como os decía, aún hay que ser precavidas con las temperaturas...pero color, que no nos falte, ¿verdad?
BESOS!!

@gadirroja en INSTAGRAM