domingo, 8 de marzo de 2015

Qué son los CERATOS: Conociendo un nuevo formato de salud y belleza

¿Sabéis lo que son los CERATOS? Yo, hasta hace poco, no sabía de su existencia pero me ha resultado muy interesante porque son un remedio sencillo, natural y eficaz.
Por eso hoy quiero compartir con vosotras toda la información al respecto.
Vamos a verlo.



1. Los ceratos: Qué son y para qué se utilizan.
El concepto de cerato alude a un tipo de preparado farmacéutico cuya base es una cera mezclada con aceite y, por supuesto, principios activos que generalmente son de tipo vegetal. Es decir, una especie de pomada que tiene sus orígenes en remedios tradicionales.

Dependiendo de los principios activos del cerato, tendrá unas u otras propiedades. Para conocer mejor algunos de ellos os voy a hablar de los que he conocido yo a través de Natursanix.

2. Natursanix: Un sitio online para conocer las variedades de los ceratos.
Como os decía anteriormente, mi primer contacto con este tipo de productos ha venido gracias al descubrimiento de este sitio web en que podemos encontrar todo tipo de recursos para la salud desde un punto de vista cien por cien natural: desde cosmética a suplementos alimenticios, pasando por productos de higiene personal o incluso extractos de plantas medicinales.
En su web tienen varios ceratos, aunque los que me han gustado más son de la marca Equisalud, y además del herbal que es el que les voy a desarrollar yo, me han llamado la atención el Cerato Baby (una mezcla de manzanilla, caléndula, milenrama y otros activos para las pieles más delicadas) y el Ruscus (con rusco, cola de caballo, árnica y otros principios antiinflamatorios para dolencias como las varices).
  
 



3. Cerato herbal: Características y cómo lo uso yo.
Las que me leéis con constancia sabéis que siempre me gusta tener por casa algún remedio natural para irritaciones o escoceduras: es algo útil para toda la familia y, en nuestro caso, imprescindible en los calurosos veranos porque la piel se resiente del sudor, el agua de la playa o piscina, etc.. 
Las indicaciones de este cerato hacen alusión precisamente a la regeneración de la piel, pero más allá de eso, es un auténtico "todoterreno", indicado para quemaduras, escoceduras en niños pequeños, escoceduras y llagas de encamados, cicatrización de heridas, queloides, llagas varicosas, herpes en labios, hemorroides, sabañones, golpes, hematomas, manos y pies agrietados, algunas psoriasis y eczemas secos, quemaduras del sol, caras estropeadas por el viento u otras causas, abcesos infectados, granos, etc.
Su formato de tubo y su capacidad de 25 gr. (lo tienen también de 50) lo hacen muy cómodo para llevar en el neceser (en verano, siempre llevo alguno de estos remedios incluso en el neceser del bolso, por mis niñas). Y su textura, aunque por el nombre nos pueda parecer pesada, la verdad es que se absorbe sin gran problema.
Como podéis ver en la foto, los ingredientes son mayormente vegetales, destacando el aceite de almendras dulces, la aquilea, la cola de caballo, etc..
Otro tema interesante es su precio, que no llega a 9 euros aunque me he dado cuenta de que sale más a cuenta el tamaño mayor porque por menos de 13 euros tenemos el doble de cantidad.

¿Conocíais este tipo de pomadas?
Ya sabéis que estos productos tan versátiles me gustan muchísimo.
Espero que os haya resultado interesante.
BESOS!!

Me gusta