domingo, 24 de mayo de 2015

Dejar de fumar (por fin): Mi experiencia (II) - EL DÍA “D” y UN DÍA SIN FUMAR.

Os cuento hoy en esta especie de diario que comparto con vosotras el día más "temible" una vez se da el paso de querer dejar firmemente el tabaco: las primeras 24 horas. Si, como me pasó a mi en esta ocasión, ves que "se pasa"...es como coger un impulso fortísimo para seguir luchando ;)
Voy a contaros y espero que vosotras también, en comentarios, si habéis pasado por algo parecido.

1. El día "D"

Al contrario de lo que se recomienda en todas las guías, yo ni reduje ni planeé el día. Le había dado muchas, muchísimas vueltas desde hace años porque fumar, desde que soy madre, siempre me ha hecho sentir culpable. Si antes de serlo ya me parecía un acto irresponsable contra la propia salud, ahora me parecía aún más porque implicaba a mi familia.
Sin embargo, ese lunes 13 de Abril de 2015, me levanté asqueada. Ojo, aun así, me encendí mi cigarrillo antes siquiera de ir al baño o poner la cafetera al fuego, ese era el talante de mi adicción, vieja y asquerosa amiga. Pero mientras me bebía el café, sentada, pensaba en que me sentía con asco de estar atrapada en ese vicio, esa droga. Porque lo es. Me quedaban 3 cigarrillos en el paquete y nada más de tabaco en casa, así que ya estaba buscando un momento del día – más tarde que pronto, eran pocos cigarrillos – para escapar al estanco a por un cartón.
¿Y si probaba a dejarlo? ¿Y si cambiaba mi vida? Sabía que dejarlo sin más no era una opción en la que fuese a aguantar mucho. Sustituirlo por dos kilos diarios de caramelos, pipas o lo que quiera que sea tipo “golosina” tampoco es la opción. Cambiar de hábitos.
Comer fruta y beber más líquidos saludables.
Puedo hacerlo.

Mojé los cigarrillos que me quedaban, los miré con pena; no con pena de dejarlos, con misericordia: “me he dado cuenta de que no sois nadie”. Y junto con el mechero y el único cenicero que había en mi casa, fueron a parar al cubo de la basura.

2. Un día sin fumar.
Buscar belleza en los pequeños detalles:
también al dejar de fumar me hice más consciente.
Pero esto es tema de otro post ;)
Feliz. Muy feliz, y orgullosa.
También, en cierta forma, cauta: no me  ha resultado en absoluto tan difícil como esperaba. Me imaginaba a mí misma con ataques de ansiedad o episodios histérico-domésticos (vale, esto último es una mezcla de mi imaginación y mi tendencia a la tragicomedia pero es verdad que sí esperaba ansiedad porque otras veces sí me dio). Me imaginaba nerviosa, irascible, gruñona.
No ha sido para tanto.
¿Mono? Pues claro, ahí viene de vez en cuando. Pero es intermitente. Si me espero, se va el muy cobarde. Mucho líquido: agua, infusiones, fruta. Acabo el día algo hinchada preguntándome a mí misma en tono de humor, cómo es posible empezar a coger peso tan pronto. ¿se puede una morir de “hiper- hidrolisis”? Jajaja
También me ha ayudado mucho salir a andar con Manolo. Me ha acortado la tarde y he disfrutado mucho del paseo y sus sensaciones: es pronto, pero creo que ya he recuperado parte de mi olfato, lo noto cuando entro en una habitación, cuando como y bebo.

¿Cómo fueron tus primeras horas sin fumar? Cuando, como yo, te esperas pasarlas peor de lo que realmente fueron, tomas muchísimo impulso para seguir luchando.
...continuará...

33 comentarios:

  1. Enhorabuena!!! Has dado un gran paso. Ahora viene lo más difícil: aguantar y no recaer.
    Mucho ánimo valiente

    ResponderEliminar
  2. Muy buen testimonio.
    Cada cual lo deja como mejor le va. Hay quien le va bien poco a poco, hay quien corta de raíz.
    Eso es cosa de cada cual. En esto no hay receta.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Ya te lo he comentado que para mi fue muy fácil así que enhorabuena, solo decirte que aunque no comieras caramelos, etcéra para la ansiedad, cosa que por cierto a mi no me dio, casi todo el mundo engorda porque independientemente de la ansiedad que pueda crear a cada uno la nicotina hace que se quemen calorías más rápidos y eso es inevitable así que mientras no sean demasiados kilos si realmente lo que querías era de fumar y lo has conseguido pues no tiene mayor importancia!!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
  4. Tu eres fuerte y lo conseguirás. Yo voy quitándomelos poco a poco. Ahora estoy fumando 3 al día.
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Olé, enhorabuena!! Me alegro de que lo hayas dejado, hay que tener fuerza de voluntad para hacerlo. Mucho ánimo que tú puedes!
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  6. Sabes que no soy fumadora ni lo he sido nunca, pero admiro muchísimo tu "lucha" y cómo lo vas transmitiendo por aquí ;) Sin duda ayudará a mucha gente.
    Y enhorabuena, CAMPEONA! A seguir así
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  7. Muy valiente al tomar la decisión sin tan siquiera terminarte esos tres cigarrillos que tenias
    Un besote

    ResponderEliminar
  8. Joder qué campeona!!! Voy a tomar nota amiga... Es magnifico lo que estás haciendo. Y más sabiendo yo como te conozco que era un reto difícil !!! Enhorabuena Nidlia. Voy a ver si tengo un par y sigo tu ejemplo. Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  9. Yo tampoco planeé que día empezar, un día me levanté y dije hasta aquí, le dí mi tabaco a mi hermana que es el que ella también fumaba, y hasta hoy, y voy por el sexto año, y cada día más contenta de la decisión. No fue fácil, pero lo conseguí, sigue así , un abrazo!!

    ResponderEliminar
  10. Es cierto, el mono del tabaco es así, de pronto sientes unas ganas tremendas de fumar, pero si cambias el chip y piensas en otra cosa, se va. Felicidades de nuevo guapa! Cada día que escribas sobre el tema, te felicitaré porque significará que aún continúas sin fumar. Besos.

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola guapa! Hace pronto un año que yo intenté dejar el tabaco por primera vez. Los primeros días, que se suponen que son los peores, yo los pasé bien. Es cierto que sufrí el "mono" físico y más tarde (cuando llevaba ya unas semanas sin tabaco) empezó el psicológico. No te quiero con esto desanimar, todo lo contrario, sino mandarte muchas fuerzas y que estés preparada por si el temible psicológico aparece. Eres una valiente y sé que lo conseguirás. ¡¡Fuerza!! Un besote enorme

    ResponderEliminar
  12. Enhorabuena por haberlo dejado! La verdad es que yo nunca he fumado, siempre he pensado que empezar algo que voy a terminar querer dejando es tontería y mejor me ahorro el esfuerzo. Ánimo que merece la pena!!

    ResponderEliminar
  13. Me ha hecho gracia lo de la tendencia a la tragicomedia....pero has sido una valiente! Saludos!

    ResponderEliminar
  14. Yo reduje y el último cigarrillo que fumé y lo tiré sin la conciencia de que era el último, de hecho regalé al día siguiente el paquete. Pero como era una época de cambios, porque terminé la carrera, me iban a operar, buscaba curro... no me centré en lo que dejaba, sino en lo que quería conseguir.

    Creo que lo estas haciendo muy bien y lo estas enfocando de una manera muy positiva, a mi me dió por los zumileches sobre todo, pero lo del líquido te dicen que es normal. Además lo de ganar peso es porque el tabaco es anorexégico (quita el hambre), así que yo creo que ahora es el momento de centrarse en hacer por ejemplo cosas creativas que no te habías planteado antes o que has dejado aparcadas.

    Un besazo muy grande, valiente

    ResponderEliminar
  15. Hola! Enhorabuena! El paso ya lo has dado, mucho ánimo, besos!

    ResponderEliminar
  16. Muy bien! Yo el Agosto pasado me fume mi ultimo cigarrillo. A mi me ayudo el electronico. y ahora ya casi ni me acuerdo de el.Solo en momentos muy puntuales. Si que es cierto que las ganas de fumar vuelven de vez en cuando, pero se pasan... A mi me pasa cuando paso al lado de un estanco.. entonces acelero el paso y ya.. jajaja. Me alegra que lo hayas dejado. Un besito!

    ResponderEliminar
  17. Por lo pronto ya me he puesto fecha, ,ahora a ver si consigo cambiar de hábitos porque creo que no está todo en decir ya hoy no, hay que cambiar varias cosas, creo que eso me va ayudar igual que a ti dar paseos con el señor Manolo.

    ResponderEliminar
  18. Enhorabuena!!Es una decisión estupenda
    Besos!

    ResponderEliminar
  19. Como me alegro! :D
    Enhorabuena!
    Besos!

    ResponderEliminar
  20. Ohhhh que bien que lo dejaste! Te animo a seguir de corazón, mi chico no ha conseguido dejarlo, pero sí reducirlo mucho, que ya para mí es bastante. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  21. Enhorabuena, la lucha sigue cada día, pero con tu fuerza de voluntad ganarás la batalla, seguro.
    Besis

    ResponderEliminar
  22. Ya has pasado lo peor. Ahora hay que seguir resistiendo y no flaquear, pero ya verás que cada día es más fácil y pronto te adaptas a la rutina sin tabaco. Al fin y al cabo, todo son hábitos y es más sencillo cambiarlos de lo que pensamos.
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Yo no soy fumadora por lo que en este comentario solo puedo darte animos para que sigas así :D

    ResponderEliminar
  24. Primer paso dado. Ahora a continuar sin bajar la guardia y cuando te quieras dar cuenta, ya sera algo de lo que ni te acuerdes. Me alegra mucho tu decisión, es que soy de ley anti-tabaco, jajaja. Besos y animos.

    ResponderEliminar
  25. Enhorabuena, vas por el buen camino :-)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  26. Seguro que el primer día fue el mas difícil de todos ya verás como los siguientes es mucho mejor. Sigue así!
    Besos

    ResponderEliminar
  27. Me parece genial lo que estas haciendo, dejarse un vicio tan malo como ese y tan adictivo, cuesta y mucho.
    Tienes que ser muy fuerte, el primer día es difícil pero es el que mas mentalizado estas, por lo que aunque cueste, creo que habrán muchos peores.
    Si se quiere, se puede (yo no he fumado nunca, pero esa norma se aplica a todo en la vida).
    Muchísimo animo y a seguir adelante, yo siempre voy a estar aplaudiéndote cada vez que venzas la tentación :D
    Bye besicos

    ResponderEliminar
  28. Ánimo guapa, que tu puedes con todo!!
    Es una decisión muy sabía, y sigue con ello.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  29. Felicidades por dejar de fumar preciosa, poco a poco, yo sinceramente nunca he sido adicta al tabaco, lo he probado, pero en casos puntales, y no me ha gustado nada, la verdad no soporto ni el olor si quiera. Has dado un gran paso para tu salud, debes sentirte muy orgullosa.

    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  30. yo soy fumadora, y si que quisiera dejarlo de cuajo, y en ocasiones he conseguido bajar la cantidad de tabaco muchísimo, pero es meterme en la rutina, al volver de unas vacaciones y volver a fumar como una chimenea.
    Necesito una fuerza de voluntad que no se si tengo.

    ResponderEliminar
  31. Te admiro un montón Gadi. No he sido fumadora pero tengo mucha empatía y me parece que hay que tener mucha fuerza de voluntad. No es lo mismo pero yo antes era adicta a la coca cola y comía con ella, cenaba... hasta tomar 2 litros o más al día. A fecha de hoy no tomo, ni me apetece... te puedo decir que el año pasado me tomé dos en dos fechas concretas y este todavía no he tomado ni una... ya le tengo como manía.

    Me recuerda un poco a tu situación con el tabaco, opino como las demás, eres una CAMPEONA! Sigue con tu lucha que vencerás!

    Un abrazo de oso ^^

    ResponderEliminar

@gadirroja en INSTAGRAM