jueves, 9 de julio de 2015

Verde menta y azul eléctrico (look y outfit)

Que el verde menta es un color precioso para la primavera/verano es indiscutible, pero que ya llevamos tres temporadas viéndolo "como si fuera lo más" en revistas, escaparates y otros "balcones" también. A mi me sucede que cuando algo me gusta, intento cambiar la manera de combinarlo para no cansarme: sea un color, una prenda o una canción...me gusta añadirle variedad.
Y así fue como me atreví a probar mezclar este verde tan especial con un intenso azul eléctrico...
...y pasó...que me gustó la mezcla ;)


1. El look.
Como os decía anteriormente, tenía ganas de dar una vuelta de tuerca al tono verde menta a la hora de mezclarlo y me animé a probar con el azul eléctrico. No obstante, no van en degradado porque entonces creo que se vería simplemente un degradado de azules. Preferí dejar el verde menta en el párpado superior combinado con un bronce: los tonos son de una pequeña paleta Sunclub de Essence; siempre digo que me parecen apañadísimas para verano.
No obstante, también llevo, bajo el tono verde menta, un toque de la sombra en crema iridiscente de Clarins en tono verde agua.
Y como os decía, el azul va en contraposición, en la zona baja del ojo: tanto en waterline como a ras de pestañas, aplicado generosamente de un lápiz de Deborah que pigmenta genial en la línea de agua.
El resto del look es un perfilado, máscara de pestañas y arreglo de cejas como siempre.




En el rostro, una propuesta neutra pero que resalta el bronceado todo lo posible: un toque de polvos de Ten Image, uno de mis favoritos esta temporada, colorete YSL en tono naranja y un iluminador de Lola.



El labial es un tono marrón medio de Isadora. Ya sabéis que, al ser bastante morena, los marrones de claro a medios me quedan como un nude subido ahora, en verano, y me gustan mucho.

Os dejo foto de familia con algunos productos que no os he mencionado como el perfilador, la prebase o el eyeliner líquido:

2. El look.
Para combinar mi maquillaje, opté por una camisa verde menta muy clarita. Es una blusa fresca que combina muy bien con pantalones, aunque en esta ocasión me incliné por una sencilla falda vaquera:


Animada por el toque de azul, me atreví a añadirle una pequeña chaqueta de algodón en azul intenso, por si refrescaba. Seguramente, de no ser por el maquillaje, no me habría atrevido a probar la mezcla de estos dos tonos, pero opino que no quedan nada mal.




¿Os gusta, como a mi, mezclar para no cansaros y variar?
Es divertido y se descubren combinaciones interesantes ;)
BESOS!!




Me gusta