domingo, 15 de noviembre de 2015

Espejo Tweezerman 10x con luz (Review)

Hoy os quiero hablar de un gadget en el que no tenía puestas muchas expectativas y….ha sido probarlo y no separarme de él. Se trata del espejo de 10 aumentos Tweezerman con luz led: un complemento a las pinzas de la misma marca a las que como sabéis, soy totalmente fiel desde hace añísimos.
Vamos al lío, que os cuente.

1. Tweezerman: mucho más que pinzas.
Como ya os he hablado en alguna ocasión, le soy complemente fiel a la marca en tema de pinzas. Es que no hay color entre las suyas y cualquier otra que haya en el mercado, realmente merece la pena hacer la inversión porque son herramientas que te duran años, además.
Su corte biselado, su precisión y sobre todo, el tiempo que duran siendo precisas y sin abrirse son las pautas que me convencieron en su momento como para no dejar nunca de tenerlas como referente.
Pero la verdad es que del resto de sus productos no tenía referencias y tienen una oferta amplísima de ellos
 


A la izquierda, un rizador que también ha dado que hablar (para bien) en la red
En el centro, un kit de cejas que me parece genial para viajes y/o regalos, ¡tiene de todo!
A la derecha, otro kit monísimo, en este caso para el cuidado de las uñas del bebé.

Como veis, muchos son herramientas que nos simplifican mucho la tarea de cuidarnos, como el espejo sobre el que hoy os quiero hablar.

2. Espejo 10x con luz led: sólo ventajas.

Concretamente, de este espejo, la marca nos lo define como el primer espejo ópticamente correcto de 10 aumentos con luz incorporada, para una depilación más precisa. Aunque no sólo tenemos que relacionarlo con depilación ya que es perfecto, en general,  para trabajos precisos:
  • ...para la aplicación de maquillaje (delineados, por ejemplo)
  • ...la inserción de las lentes de contacto
  • ... o para realizar una limpieza de cutis, ya que permite localizar de un modo más preciso las impurezas (esto al principio impone un poco pero la verdad es que es genial poder verte los poros tan de cerca para comprobar cómo andan).
Además, como tiene tres ventosas traseras que se adaptan a cualquier superficie lisa. Yo lo tengo al
lado del espejo grande, adherido a su mismo marco y así está todo a mano, de manera que me estoy maquillando o mirando las cejas en el grande y sólo con inclinarme un poco puedo comprobar, con total precisión, los detalles en el pequeño o usarlo, directamente, y comprobar en el grande el efecto (de la forma de las cejas con respecto al rostro, por ejemplo; del de lineado de un ojo con el otro…). En este sentido, ¡se complementan a la perfección!


Su precio en la web es de 18’75, y en este caso me pasa como con las pinzas: creo que merece totalmente la pena porque además, es una herramienta  que vas a usar durante años.









En definitiva, esas pequeñas-pero-grandes herramientas que nos hacen más sencilla la tarea de estar guapas ;)

¿Lo conocíais?

BESOS!

@gadirroja en INSTAGRAM