domingo, 7 de febrero de 2016

Spring is coming: Look en tonos cálidos

Aunque el frío acaba de llegar, en mi percepcion subjetiva del tiempo pasamos hace ya semanas el ecuador del mal tiempo y, servidora, ya mira hacia la primavera. Es lo que tiene ser fuguilla de corazón y de tendencias, que todavía no terminó una época cuando ya estoy maquinando la siguiente. Y es por eso que pronto, será primavera en el blog (sí, casi antes que en El Corte Inglés que ya es decir XD ). Hoy, como adelanto, un look en tonos muy cálidos con un toque de broncer muy especial. ¡Vamos al lío!



 
No es la primera vez que os cuento, que, cuando tiro para vestir del binomio blanco/negro - muy socorrido, elegante y versátil - me gusta alegrarlo, normalmente con tonos cálidos.
Si a esto le añadimos que estoy encantada con mis polvos minerales de Vita Liberata, que aportan también un toque de luz y calidez al rostro muy interesante, resultó que, aquel domingo (salíamos a dar un paseo mi pequeña y yo)



Para hacer el look de ojos he usado mi paleta de Mirlans que os reseñé aquí. Ha salido varias veces en el blog pero es verdaderamente en mi vida diaria cuando más uso le doy porque tiene una gama de tonos y acabados completísima para cualquier ocasión.

De manera que, dispuesta a comenzar con el degradado, comencé por aplicar mi sombra en crema "Bronce on and on" de las Color Tattoo de Maybelline solo en el extremo externo de los ojos. A continuación apliqué, ya en el lagrimal,  un tono amarillo vainilla que apliqué hasta la zona media del párpado móvil.
A continuación apliqué el naranja que posteriormente conjuntaría con el resto de la propuesta: es un tono intenso, cálidos y metalizado que me encanta, uno de mis favoritos del conjunto de sombras. Lo apliqué de la mitad a la zona externa del párpado móvil.
Para la cuenca y la "uve externa" apliqué un toque de lápiz negro de Bourjois que difuminé con una sombra marron rojiza de acabado mate de la paleta. Es el mismo juego de productos que tenéis a ras de pestañas inferiores, difuminado con un pincel de cerdas cortas.

Rematé con sombra vainilla mate en el arco de la ceja y máscara de pestañas. En esta ocasión no delineé para no endurecer el toque cálido que buscaba en el look.

 

En el rostro llevo una de mis bases favoritas, la True Radiance de Clarins: he acabado la de Rimmel que os reseñé hace poquito, y a diario estoy usando una de L'oreal. En ocasiones más especiales, me encanta el acabado que me deja la que veis, que además está realzado por los polvos de Vita Liberata que, como ya os decía también en su reseña, me encantan por la cobertura que tienen...a la vez que quedan naturales y no "pesan" en la piel. Un toque con el iluminador de la EL navideña Merry Berry de Essence, de tono dorado, da el punto final a la piel del rostro.

 

El colorete es el "Berry Amore" de Milani (que de "berry" no tiene nada, yo más bien lo veo "peach") y el labial es, en realidad, un perfilado con el perfilador Pumpkin de Nyx, relleno con el toque coral del jumbo de Inglot, además de un toque de gloss Rimmel Vinyl.

Arriba, todos los mencionados y alguno más.
No hice foto del conjunto que llevaba, pero si tengo una foto en un descanso del paseo:
Llevaba unos jeggins de Lefties, mi jersey de El Corte Inglés, mi abrigo nuevo de Cortefiel y como complementos, botines de María Mare y bolso de Parfois. Cómoda, sin duda.

¿Os gustan los looks con un toque cálido?
¿Os pide el cuerpo - pese a este breve invierno - primavera?

¡¡BESOS!!

@gadirroja en INSTAGRAM