domingo, 28 de febrero de 2016

¡Vamos a relajarnos! (Psicología y bienestar)

Preciosa foto de mi tierra...solo mirarla me relaja.
Imagen de mi hermana, Rosa Cano.
Todos sabemos que RELAJARSE es básico para descansar bien, afrontar momentos de estrés o incluso manejar la ansiedad...pero no todos sabemos aplicar las técnicas de relajación. Desde las más sencillas a algunas algo mas complejas, me gustaría ofreceros hoy un repaso por si os sirve de ayuda. 


1. La relajación: Menos integrada en nuestro estilo de vida...de lo que debiera.
Hoy en día todos conocemos muchos más términos y conceptos del campo de la psicología que hace 30 años. Empatía, habilidades sociales, resilencia o relajación son vocablos extendidos entre la gente. La pena es que lo que no está tan extendida es su practica: parece como si, un poco inmaduramente, tuviéramos "mucha teoría, pero poca práctica" como sociedad saludable a nivel mental.
Y sin embargo, el nivel de vida, es cada vez más vertiginoso, y las exigencias...mayores. Eso puede explicar, al menos en parte -luego está el peso de la historia individual de cada uno, que siempre es personal e intransferible-que cada vez tengamos mas estrés, tensión y ansiedad que termina en patologías físicas, incluso.
Por eso, sea de manera explícita como vamos a ver en los puntos 2,3 y 4 o de una forma menos evidente pero también presente, como veremos en el último punto del post...relajarse, es importante.


2. Respiración profunda:La más fácil...¡pero funciona!
La respiración diafragmática (o baja) es, por desgracia, la que menos practicamos. se trata de llenar tus pulmones de oxigeno, inspirando profundamente de manera que notes como tu caja torácica "se abre", henchida de aire.
Es la respiración que tienen los bebés, pero con la bipedestación queda sustituida por la respiración media (pulmonar) o incluso por la alta (al nivel de las clavículas, mucho más superficial).
¿Cómo es tu respiración? Tómate tu tiempo al menos una vez al día, para hacer respiraciones pulmonares: además de relajar, es toda una herramienta "de belleza" porque oxigena todo tu cuerpo.

La respiración profunda te relaja y te ayuda a lidiar con tus sentimientos de frustración e ira. En este sentido, me encanta este vídeo:



3. Relajación segmentaria. 
Es una relajación muy "física" que va trabajando progresivamente los diferentes segmentos musculares de nuestro cuerpo. mediante movimientos de tensión-distensión dirigidos y con un orden concreto, consigue que vayamos relajando zonas de nuestro cuerpo hasta llegar a la relajación total.
Es muy recomendable para iniciarse porque al ser tan "física" es también muy palpable. además, elimina mucha tensión.

Algunos ejemplos de relajaciones segmentarias:







4. Relajación de visualización.



Es mucho más mental e imaginativa porque trata de adoptar una postura cómoda (ojo, yo tuve un profesor que siempre nos decía que relajarse NO es dormirse) y dejarse llevar por una historia que nos trasportará a situaciones y mundos relajantes y de evasión. Os dejo también un par de ellas:







Si las prefieres por escrito, te dejo algunos recursos muy sencillos que uso yo en mi trabajo:


5. Hábitos de relajación.

Maquillarme me relaja...
... aunque sea de cuerpo entero XD
No os voy a contar “nada nuevo” aquí que no sea lo que la esencia del blog mantiene: la relajación está muy bien, pero su uso terapéutico es eso… paliativo. Es mejor PREVENIR un estado que nos haga necesitarla (¡aunque hacerla por experimentarla está genial y siempre viene bien!). 
A lo largo de los días, tener ciertas actitudes y hábitos es magnífico para evitar el estrés y la ansiedad. Encontrar momentos para…

  • …leer un rato
  • …observar un paisaje
  • …abrazar a tus seres queridos (pueden tener también 4 patas, ¡cómo no!)
  • …darte un baño relajante
  • ...maquillarte.
………………………………  (llene la línea de puntos con lo que le relaje :D

¿Verdad que sí?
¿Habéis hecho alguna vez una relajación?
Espero que os haya resultado interesante.
BESOS!!

Me gusta