lunes, 28 de marzo de 2016

Limpiador de brochas de MAC: ¿Trece euros por alcohol y jabón? (Review)



Cuando hace unos días os contaba porqué me había hecho con el limpiador de brochas de la marca, os adelanté que mi opinión sería bastante diferente de lo que pulula por la red. Imagino que por el título ya os podéis hacer una idea, pero dejadme que me explaye a gusto ;)

Vamos al lio!
1. El limpiador de brochas "de MAC" y la sensación de ser gili****as.

A ver, voy a ser sencilla y directa. Mis brochas las uso yo (no me dedico a la cosmética de forma profesional, quiero decir) y las tengo limpias. Cuando las ensuciaba con una sombra concreta, bastaba con limpiarlas con una toallita para eliminar los restos del pigmento y que luego, al volver a usarla otro día, no me contaminase de color la nueva sombra.

Con eso, y lavados esporádicos con “una mano” de detergente y otra de suavizante del pelo de marca blanca…iba que me mataba. 
Y ojo, sigo pensando que lo hacia de maravilla...pero claro, tras pasar por lo que he pasado, una se plantea muchas cosas y, entre ellas, pensé que extremar la higiene de mis herramientas de belleza podría mejorar el estado de mi alergia (o paliarlo, o prevenir brotes).

Vamos...lo típico...que cuando una se pone mala (o alguien de su alrededor lo hace) parece perder un poco la capacidad crítica y ser más vulnerable. Esto hizo que me lanzara a por el limpiaador de MAC sin buscar reseñas sobre él, simplemente porque "me sonaba de tener buenas críticas". 

La sensación que se me quedó al abrirlo y probarlo...casa con los casi 13 euros que tuve que desembolsar por él. Pero seguid leyendo, y lo comprenderéis.

2. Dos fallos de base: composición y formato.
...Y especifico que el fallo fue no haber buscado información (seguro que he leído varias reviews pero leo tanto que si no es muy reciente, es imposible que lo retenga) porque de haberlo hecho habría detectado, rápidamente, los dos fallos que tiene este producto:
  • Ya de entrada, le falta un difusor en condiciones: Ya sea tipo pulverizador (el que vería ideal para brochas y pinceles) o, a unas malas, incluso uno tipo pulsador habría bastado. Pero...en serio...esa abertura...¿para qué, para desperdiciar producto? Otras marcas (MUFE, Sephora...) los incluyen.
  • Cuando lees los componentes te dan ganas de llorar. Bueno, ya antes de empezar a leerlos, te da grima la advertencia de "inflamable"...efectivamente, la composición de este producto es, en mucho porcentaje, alcohol. También lleva algo de detergente, pero eso es lógico.

3. Algunas cuestiones más, para acabar.

¿De verdad se arregla todo con alcohol?...Entiendo que desinfecta pero... ¿Es bueno para las brochas? 

¿No será entonces mejor hacerlo casero?

Estoy convencida de que sí. Es más, estoy convencida de que buscando un envase en condiciones (o reciclándolo, mejor dicho), recurriendo al alcohol en dosis más bajas y usando algo de acondicionador para el cabello low cost y otro poco de jabón...podemos conseguir un limpiador muy majo...y que nos sale mucho mas barato.

Cuando acabe éste me animaré y os mostraré mi "experimento". Finalizo el post diciendo que no creo que el limpiador sea "el demonio". Ni siquiera creo que sea un mal producto...pero sí que, en este caso, MAC nos vende "la moto" al hacernos pagar ese dinero por lo que estamos comprando (y las otras marcas, por lo que tengo leído, igual).

¿Has probado este limpiador de brochas? ¿Opinas como yo?
¡BESOS!

@gadirroja en INSTAGRAM