domingo, 3 de abril de 2016

Educación emocional a través de canciones (música, psicología y bienestar)

A menudo, con mis alumnos, hago talleres de educación afectivo - sexual donde qué son los ovarios, como se usa un diu o qué es el "pettin'" son conceptos que apenas se tratan. Sí hablamos, en ellos, de qué busca una chica en una relación...qué busca un chico. Cómo el cine trasmite lo que son las relaciones afectivas y qué no se enseña. Porqué hay tópicos en las series de televisión y cómo se refleja el amor en la música.
Es, al fin y al cabo, educación emocional. Que buena falta les hace. A ellos...y a nosotros.
Por eso hoy quería compartir con vosotras algunas reflexiones al respecto.


1. La música (y otras manifestaciones culturales) y el amor.

Como cualquier construcción social, la música es, ha sido y será un reflejo de lo que mayormente se entiende por diferentes conceptos (el amor, entre ellos, es muy recurrente). Pero a la vez que refleja, educa, porque también es un vehículo de trasmisión de cultura.

Cuando escuchan reggaeton, mis alumnos y alumnas aprenden ideas como...

  • La mujer es un objeto sexual
  • Siempre están dispuestas a mantener relaciones sexuales, y si no, se las fuerza
  • Se las llama "gatas en celo", porque "están sueltas como gaveta" y además, "
  • A menudo se justifica la violencia contra ellas para "controlarlas" o conseguir que cumplan los deseos de "su" hombre.
En lugar de poneros un vídeo de Pit Bull o cualquiera de esos "primores", he preferido que nos riamos un rato con el lado absurdo de todo esto:



Otras veces, no es necesario llegar a manifestaciones tan "extremas" por así decirlo. También vemos ejemplos muy claros de dependencias emocionales intensas que se muestran más soterradamente....y eso es aún más peligroso.

  • La letra de la canción "Traidora" (qué bajo has caído, con lo que me gustabas, Marco Antonio...) ACUSA - literalmente - a la mujer de ser una "traidora y abusadora" porque "de él no se enamora" (¡vaya leches, como si eso se pudiera forzar!).


La canción "Love me like you do" (BSO de 50 sombras de Grey) tiene una letra preciosa...hasta que la encuadras en la película y en el "tipo de amor" que Grey le da a la chica...escalofriante, que diría Iker Jiménez.

A lo largo de nuestra historia musical reciente (o no tanto) hay muchísimos ejemplos. Os animo a dejarme algunos en comentarios :)

Con esto, no quiero "hacer la guerra" a las canciones románticas. Sólo quiero que sean (seamos) conscientes de que una canción es solo éso...una canción: No un modelo de cómo vivir mis afectos, emociones o relaciones.

2. Algunas canciones que SÍ reflejan el amor.

No obstante, y afortunadamente, hay canciones que reflejan otros modelos de amor. Os dejo algunas de ellas:

La canción "Déjame a mi" de Vanesa Martín me gusta mucho porque simboliza el miedo a perder la independencia emocional.
El tema "Turn me on", de Norah Jones, refleja con exquisita elegancia la atracción sexual de una chica hacia su chico (o al revés, vaya).
Con trasfondo social, el estribillo de "Tu enemigo", de Pablo López y Juanes refleja el amor romántico entre personas de dos razas que se bastan para ser felices.

Seguro que conocéis muchas más (¿me las dejáis?).
Ser conscientes de los modelos de amor que transmite la televisión, el cine y la música es también una manera de madurar como persona.

¿Qué opinas de esto? ¿Es la música reflejo de la sociedad? ¿Es un vehículo de trasmisión de esa cultura? ¿O ambas cosas?
¡¡BESOS!!