domingo, 20 de noviembre de 2016

Me estreno con los champús en seco con Gliss de Schwarkopf

Estamos viviendo un "boom" de los champús en seco. No es algo tan novedoso, pero de repente, las marcas han empezado a sacar estos formatos. La verdad es que me parecen un producto práctico para personas con el pelo graso que no puedan estar lavándoselo día sí, día no pero hasta ahora, dado que mi pelo es seco, no me había lanzado a probarlos.

...pero Gliss ha lanzado su propia versión, asequible, perfumada y que aporta volumen. Y esto ha terminado de decidirme.
Os cuento hoy mi experiencia y os doy toda la información.


1. Mitos y prejuicios sobre los champús en seco.
Antes de entrar a fondo con este champú en sí, quiero compartir con vosotras una serie de falsos mitos sobre este tipo de productos que nos hace llegar Schwarkopf y que me han parecido muy interesante porque yo misma los pensaba y por eso no me había lanzado antes a probarlos. Os los comento desde mi propia experiencia:
  • Deja restos blanquecinos en el cabello: No es cierto, porque si lo agitas, pulverizas y cepillas tal y como indican las instrucciones el pelo queda brillante, con más volumen y perfumado.
  • Deja una textura poco natural: Yo no he notado nada, al contrario, el aspecto del pelo era suelto y fresco.
  • Es un sustituto del champú tradicional: Este mito desde luego que no se me habría ocurrido pensarlo en la vida. Simplemente es un complemento para momentos puntuales en que necesitamos lucir el pelo con buen aspecto y no podemos lavarlo. Yo lo he usado alguna mañana en que me lo he visto peor de lo deseable, para lavarme el pelo esa misma tarde/noche.


2. Gliss Champú en Seco: Características.
El champú en seco de Gliss se presenta en un bote de 300 ml. y su formato es el habitual: un difusor, idéntico a la presentación de una laca. El producto es un spray con un perfume floral muy agradable, como a limpio, e incoloro sobre la mano aunque sobre el pelo sí puede dejar un leve velo blanco que desaparece con el cepillado que entra dentro de su modo de uso.
Las instrucciones de uso concretas:
  • Cubrir nuestros hombros con una toalla para evitar manchas (aunque yo lo aplico con cuidado y no me he manchando nunca).
  • Agitar el producto con intensidad e ir pulverizando con toques cortos, sobre nuestro pelo separado a capas (yo lo voy separando como en la peluquería con ayuda de unas pinzas para recogerlo).
  • Una vez hemos terminado de pulverizar, pasamos al cepillado.

Con respecto a cuándo usarlo, yo lo he utilizado como os decía arriba, de manera puntual, alguna mañana en que me he visto el pelo aplastado o "relamido", pero he comprobado que también va genial para hacerte recogidos con volumen, sobre todo si tienes el pelo lacio, como me pasa a mi.

3. Porqué me ha convencido.
Ya sabéis que soy sincera: yo me lavo el pelo dos veces por semana. No necesito más. 
Es por eso que, si no encontrara ventajoso el uso de este producto, prescindiría totalmente de él. Pero es que SÍ le he encontrado ventajas: ahora puedo prescindir de la típica coleta de "esta tarde me toca" - todas sabemos de qué peinado hablo, jajaja - y llevar el pelo suelto, o hacerme un recogido con volumen, si me apetece. Mi pelo, cuando toca lavarlo, no presenta grasa ni brillo: pero sí está más lacio de lo habitual, como digo yo, "relamido", y eso - cuando me lo veo yo, que lo conozco - no me gusta. Especialmente, además, en la zona del flequillo que, por mucho cuidado que tengamos, siempre sufre más con los tratamientos, cocinar o hacer deporte, al estar en contacto con la frente.


 
Izquierda: Pelo sin champú en seco vs. Derecha: Pelo con Gliss en seco.

En cuanto a resultados, el pelo queda suelto, con más volumen y muy buen aspecto. En este sentido me ha sorprendido muy gratamente y me parece de una estupenda calidad/precio teniendo en cuenta además que es bastante asequible (alrededor de 4 euros y cunde si lo utilizas como yo, solo de manera puntual). También lo he probado con mis hijas para momentos puntuales y la verdad es que es un alivio (las que tenéis varias niñas sabéis el rollo que es el día que coincide lavarse el pelo las niñas y la mamá porque es "echar la tarde", como digo yo!).
 


 ¿Os habíais lanzado vosotras con este tipo de productos?
Espero que os haya resultado interesante.
¡BESOS!