martes, 29 de noviembre de 2016

Paleta Wicked Dreams (Nyx), Review: ¡Señores de Nyx, vayan espabilando!

Hace unas semanas os enseñaba esta paleta dentro de mis "caprichos de octubre". Seguro que al leer el título del post, estáis esperando alguna crítica negativa a la misma...como es lógico. Pues sí que la hay. La paleta en general me ha gustado, pero tiene aspectos mejorables que - considero humildemente - una marca con trayectoria como Nyx debería mejorar.

Si queréis saber cuáles...
... ¡pasen y lean!


1. Paleta Wicked Dreams: Características generales

El motivo por el que compré esta paleta, creo que se ve a simple vista: tiene una disposición de tonos preciosa para el otoño/invierno y además, equilibrada entre color, neutros, claros, oscuros, brillantes y mates...como me gusta a mi.

Se compone de 24 sombras dispuestas en tres filas y viene en una paleta de plástico duro con espejo y dos esponjillas dobles. El tamaño de cada una de las sombras no es demasiado grande.

Su precio fue de 12'99 euros y la compré, como os contaba el otro día, en Douglas.es

2. Los swatches.

Os dejo ahora algunos de los swatches por columnas. Como vais a ver, no todas pigmentan por igual: a algunas de las mate les cuesta, más que nada, porque el trazo que dejan no es homogéneo. Algunas de las que tienen mucho shimmer, lo pierden no ya al difuminarlo, sino simplemente al aplicarla con el dedo, como le ocurre a la azul de la primera columna que vemos abajo:


A la izquierda, como os decía, tenéis los swatches del primer marrón mate (le cuesta un poco quedar homogéneo) y el precioso azul intenso (el shimmer se pierde). Eso sí, el resto de los tonos son muy bonitos y pigmentados: a la derecha tenéis la tercera columna.


Arriba a la izquierda están los tonos de la cuarta columna. Forman un trío perfecto de sombras mate, pero de nuevo no tienen una pigmentación tan intensa y homogénea como sus compis irisadas. A la derecha, el trío que compone la sexta columna, bien pigmentado.


Finalmente, os dejo swatches de las dos últimas columnas. De nuevo hay disparidad: el precioso azulón de la séptima columna y el tono café de la octava, tampoco dejan la pasada como sería deseable.


3. Porqué ese "vayan espabilando"...

Bueno, pues yo creo que ha quedado claro: la paleta es preciosa, pero tiene tonos a los que les cuesta hacer su función. Si a eso le sumamos que no es muy grande y que cuesta 3 euros más que una paleta de, por ejemplo, MUR, cuyas sombras no dan ningún problema...pues hay que espabilar.

 En estos días os enseñaré looks con la Wicked Dreams: como os he dicho, me parece bonita, pero eso no hace que me olvide de mi sentido crítico: si todas las sombras pigmentaran, sería sin duda un diez de paleta, pero los fallos de las mate y las que llevan purpurina...le hacen perder puntos.

¿Tenéis alguna paleta de Nyx? ¿Qué os ha parecido ésta?
¡¡BESOS!!