viernes, 9 de junio de 2017

Tricolor: Maquillaje y moda

 Hace unas semanas me compré en Kiabi un top negro que os he enseñado en un haul de Youtube, y os gustó mucho. Se caracteriza por ser de tela transparente y tener bordados unos pájaros en tonos rojo, amarillo y verde.
Son unos tonos muy atrevidos para mezclar en un maquillaje pero como últimamente estoy bastante lanzada con estos temas... me animé a hacerlo y hoy os lo traigo por el blog.

 1. El look.
 

Para hacer este look comencé por trabajar toda la zona del párpado móvil con tonos neutros, puesto que los colores intensos los iba a utilizar para delinear y para marcar el lagrimal.
Las sombras neutras las utilicé de un quad que tengo de sombras de Avon: utilicé una sombra vainilla mate para marcar el párpado móvil y el arco ciliar; sin embargo en la zona de la cuenca utilicé una sombra color café (número 2 de la paleta) y en la zona más externa del párpado móvil una sombra marrón chocolate (número 3 de la paleta), ambas  bien difuminadas para un acabado bonito, pero natural.


A continuación es el turno de utilizar el color y utilicé tres tonos de mi paleta Curaçao de Sleek . En primer lugar aplique el tono rojo en un delineado bien grueso por todo el párpado móvil párpado superior: para ello primero creé una base con un labial en jumbo de Zoeva (el Amarena) y luego lo repasé con un pincel biselado humedecido en agua termal y con el que impregné de la sombra roja. 

A continuación utilice un tono amarillo para lagrimal: como el que trae la paleta viraba mucho al color azafrán y yo lo quería algo más claro, apliqué como base una sombra en crema de las Colour Crush de Kiko (09) para rebajarle un poco el tono,ya que es achampanada. Ya sobre esta, y en el lagrimal, apliqué la sombra amarilla con un pincel tipo boli.

A ras de pestañas superiores además delineé con mi Liquid Ink de Essence, mi eyeliner favorito para emnarcar bien el ojo.


Llega el turno del párpado inferior: para ello delineé con un lápiz verde de Bourjois en el tono 53 - Morning Lime y marqué como una sombra verde también de nuevo por encima para dar más intensidad.
Finalmente aplique máscara de pestañas a ras de pestañas superiores en color negro, y a ras de pestañas inferiores - para llamar la atención sobre el tono verde que ya lucía - en color verde de la marca Deliplus .


El resto del look es bastante discreto, aunque el colorete tiene un tono cálido intenso para seguir jugando con los tonos de mi camisa bordada. Concretamente es el tono Taj Mahal de Nars que es un naranja muy intenso, como ya sabéis.


En los labios utilicé el Longlasting 28 de Essence, un tono marrón que os enseñé en mi último haul de compras de esta marca, con un perfilador bastante natural de la marca Maybelline 


2. La propuesta de moda.
En cuanto al outfit, como la camisa es bastante llamativa la combiné con un pantalón negro de talle alto y corte tobillero. También llevo una camisa de tirantes debajo porque no soy capaz de llevarla con sólo sujetador, al ser bastante transparente.

 
El toque de color lo pusieron mis zapatos de color rojo cereza que son de Asos y mi bolso de Blanco que está bordado y también tiene muchísimo colorido y por eso creo que le va bien con el toque de los pajaritos.

Espero que os haya gustado este maquillaje: aunque los tonos son muy dispares, queda bien integrado y no llama tanto la atención cuando utilizas el negro para vestir.
Yo me veía favorecida con él y me pareció que tenía un punto divertido.
¿Os atreveríais con él?
¡Besos!

@gadirroja en INSTAGRAM