viernes, 8 de diciembre de 2017

Mascarilla Dolly Bubble Mask de Koken y comparativa con la Milky Piggy, de Elizabecca

portada

Cuando me contactaron desde Koken para ofrecerme probar su mascarilla Dolly Bubble Mask, estuve a punto de rechazar la colaboración: no me gustó nada la de Elizavecca, del mismo estilo y para qué probar un tipo de producto que no va conmigo.

Pero (¡menos mal!) la curiosidad me pudo, porque el caso es que el planteamiento del producto me parece muy interesante. Y lo cierto es que me ha gustado, y mucho.Hoy os la reseño y os justifico porqué me gusta más que la famosa "Milky Piggy".¡Vamos al lío!




1. Koken: La marca y sus productos.

Koken es una marca de cosmética profesional que data de 1992. Uno de sus productos estrella es la cera en roll on, pero más allá de una amplio elenco de productos para la depilación, en Koken encontramos también cremas anticelulíticas, reafirmantes, aguas micelares y tónicos, cremas de masajes, tratamientos faciales y mascarillas, entre ellas, la "Dolly Bubble Mask" que tanto me recordó en su planteamiento, a la de Elizavecca.

Koken es una empresa española, concretamente de Huesca y podéis visitar su web y conocer mejor sus productos. Tiene tienda online y se encuentra también en diferentes centros de estética profesional que podéis encontrar en su web.


2. Mascarilla Dolly Bubble Mask.

Mascarilla

Cómo os decía en la entradilla, el planteamiento de esta mascarilla recuerda mucho a la famosa Milky Piggy u otras similares que han sido un boom estos últimos meses: la propia marca nos cuenta que se trata de una mascarilla facial detox que burbujea al contacto con la piel y aumenta su volumen. 

Los efectos son muy interesantes:

  1. Oxigena, desintoxica y limpia en profundidad la piel del rostro, reduciendo los síntomas de fatiga, eliminando los puntos negros, el exceso de grasa y ayudando a combatir el acné.
  2. La arcilla hidrata, calma y revitaliza la piel. Piel brillante, radiante y luminosa al instante.

textura

Se presenta en un tarrito de 50 ml. y su pvp es de 11'90. Entre sus ingredientes encontramos bentonita (arcilla de origen natural), aceite de aguacate, manzanilla y urea. Aparecen también alguna silicona y parafina líquida.

ingredientes


3. Conclusión: ¿por qué recomiendo la Dolly? (Y en qué casos).

Personalmente, me ha gustado mucho más esta mascarilla que la Elizavecca por una sencilla razón: llevarla puesta no me resulta molesto, ni incómodo: os contaba que la otra me pone realmente nerviosa porque su cosquilleo me provocan muchísimas ganas de rascarme y en cambio esta, aunque también burbujea y aumenta de volumen, creo que lo hace de una manera más discreta, y nada molesta.
En cuestión a resultados, las encuentro muy, muy parecidas: limpian y cierran el poro pero nada agresivo. Las veo bien orientadas para pieles sensibles o secas a las que otras arcillas resulten excesivas. Personalmente, no os voy a negar que a mi me gustan más las arcillas al uso para una limpieza en mayor profundidad.
Por otro lado, y aunque la de Koken es unos euros más barata (unos 4, dependiendo del lugar de compra), también es cierto que tiene la mitad de cantidad.

En mi caso, espero haber sido clara: me resulta mucho más agradable esta versión española.

¿Y vosotras, habéis probado alguna de estas mascarillas?¡¡BESOS!!

@gadirroja en INSTAGRAM