jueves, 8 de noviembre de 2012

Ahumado crema: Un para-todo


Hoy les quiero enseñar otro de los looks a los que estoy recurriendo muchísimo este otoño cuando no sé qué ponerme (de ropa o de maquillaje). Como ya saben, a mi m gusta mucho conjuntar los colores del maquillaje con la ropa, pero si algún día no me decido porqué ponerme, recurro a este look que va con todo y es bastante elegante.


En este caso, el producto protagonistas va a ser un duo de sombras de essence que gané en el sorteo de Juntasperonorevueltas. Ya en su momento os comenté que me encantaba tanto para el día como para la noche pese a su simplicidad, porque sus tonos tienen un toque especial, y hoy os los enseño en este look.
Como el duo tiene un tono muy satinado en color nácar, lo utilicé para iluminar el lagrimal con intensidad, entrando a la zona del primer tercio del párpado móvil. El tono marrón-verdoso (kaki) que tienen en el resto del párpado móvil es la otra sombra, que aquí, al estar matizada con otro marrón oscuro, parece más amarronada, pero que en realidad es levemente verdosa como les comento.
El pliegue está matizado con un marrón oscuro de mi quad de sombras neutras de Make Up Geek, y con la vainilla he difuminado el corte e iluminado el arco de la ceja. Finalmente, delineé a ras de pestañas superiores con el gel liner de Kiko que les reseñaba el otro día.

A ras de pestañas inferiores tenemos de nuevo la sombra oscura del duo de essence, y negro en la waterline. Máscara, y listas.


El resto del maquillaje es a escoger, puesto que al look de ojos le va bien prácticamente cualquier labial. En este caso, dado que finalmente me decanté por tonos muy sobrios en mi vestimenta, opté por un labial rosa que le diese algo de frescura. Es de LOLA y el colorete es el de Pinaud que estarán ya hartas de verme. Me encanta como queda en mi tono de piel.


Ah! El iluminador (siempre me olvido, leches!)...es el famoso y amadísimo Mary Lou Manizer, de The Balm ...


¿Soléis optar por tonos crema para el maquillaje? Seguro que sí, son muy  favorecedores y combinables, ¿verdad?

Me gusta