martes, 27 de agosto de 2013

Look & Outfit: Rosa palo y negro

El buen tiempo es lo que tiene: se sale a la calle día sí, día también. Y eso pues da la oportunidad de que les enseñe más looks combinados con ropa, que luego llega el invierno y me "encierro" a las dos y pico de la tarde...hasta el día siguiente salvo excepciones. Así que espero que algunas de estas combinaciones les den ideas o simplemente les entretengan. Esta combinación es curiosa, porque aunque tiene un aire rockero por el pitillo negro, el colgante y las tachuelas, también tiene un punto muy dulce gracias al uso del rosa palo como color complementario al oscuro. Vamos a verlo.
Como había previsto ya la ropa, pensé en un look donde utilizase diferentes tonos de rosa para complementarlo, y un delineado marcado que le diese también al negro su lugar.



Con respecto a las sombras, utilicé una combinación muy sencilla que me ha gustado redescubrir: comencé usando como base mi paint pot de MAC Bare Study, que tenía algo olvidado últimamente. Debo decir en su honor que no se ha secado ni un poquito, se mantiene jugoso como el primer día y si bien es un tono piel, deja un destello jugoso muy bonito sobre el párpado, que además realza la sombra posterior.
Dicha sombra es un rosa palo de una paleta de LA Colors Baked (sombras cocidas) que me gusta mucho por sus colores y pigmentación, pero que uso poco porque tiene un problema: las sombras al ser abombadas, no están muy sujetas al pan y se desprenden con facilidad. Se las enseñé en este post.
La cuenca la marqué con un marrón medio de mi paleta Douglas. Fíjense que es mate, pero entre el Bare Study y la sombra rosa, ha quedado un acabado la mar de luminoso. Rematamos el párpado superior iluminando con sombra piel hasta el arco de la ceja, y delineando de manera marcadita.
A ras de pestañas, como no me apetecía poner rosados que pudieran darme un aire marcado, simplemente delineé la waterline y subrayé un poco con sombra negra. Máscara y listo.


En el caso del rostro, en vez de rosa palo he optado por tonos más subidos, ya que con mi tono de piel los rosa muy claro no se me notan en el rubor y no me favorecen en los labios.
El colorete es mi queridísimo Angelika de NARS, aplicado sin timidez y el labial es un jumbo doble de Kiko, por su lado más intenso. También llevo (como casi siempre) un toque de Watt's Up de Benefit como iluminador.

Yeso es todo, una mezcla de dulzura y atrevimiento que yo encuentro muy favorecedora...



...y a ustedes, ¿qué les parece?

@gadirroja en INSTAGRAM