martes, 29 de abril de 2014

Al rico pastel: Rosa cupcake (look)

Empiezo hoy mismo con los looks pastel centrándome en los rosas. Desde los corales suave a los más color "aspirina" (sí, esos tan claros entre rosa y malva), dentro de la gama pastel hay también varias posibilidades para cuadrar con nuestras propias facciones. 
Hoy les enseño y explico los tonos que mezclé yo, tanto en maquillaje como en manicura.

1. Maquillaje.
Como ya les anuncié en el post de ayer, que presentaba esta sección, van a ser looks con acabado mate. Básicamente porque es un formato que luce mucho también y a veces servidora, que tiene activado por defecto el "modo urraca on", se olvida de ellos. Hoy usaré principalmente mi paleta de sombras Martora que les enseñé en este post.

Muy importante si trabajamos tonos claros -y más aún en pieles medias/oscuras - es empezar por igualar nuestro tono o incluso aclararlo con un jumbo como el famoso Milk de Nyx). Esto hará que los tonos claros resalten más y se asemejen a su tono en el pan, no aparezcan fundidos con nuestro color de piel. No obstante, en esta ocasión a mi me bastó con la prebase de Avon que les reseñaba en este post.
Una vez igualado el tono, utilicé un tonos de rosa suave de la marca que os reseñaba anteriormente y trabajado en el lagrimal y el párpado móvil. Su referencias es la 606
No obstante, para trabajar la cuenca y la "uve", sí me animé con tonos más intensos y oscuros para darle viveza a la mirada, son un fucsia muy intenso y un berenjena muy oscuro. Sus referencias son, respectivamente, la 454 y 608.
Finalmente, usé como siempre un tono vainilla mate para difuminar hasta el arco de la ceja y marqué las pestañas superiores con un delineado en negro.
Para trabajar las inferiores, apliqué de nuevo la sombra berenjena y un tono claro en la waterline para mantener el aire dulce del look. Apliqué máscara para terminar.
 Ya saben que me gusta mucho combinar mi maquillaje con la ropa y complementos, así que seguí jugando con los rosas para hacer armonía también en el resto del rostro. El rubor es de Milani-les hablé de él hace muy poco -  y los labios van a penas trabajados con un labial fijo de Belle que me encanta porque queda sumamente natural pero realza el tono de mis labios y además los hidrata con su parte de cacao.

2. Manicura.
Siguiendo con este juego "pasteloso", utilicé un tono rosado de Essence, de la línea Show your feet (aunque yo showed my fingers jajaja), y decoré mi uña anular con perlitas (caviar) y un fimo de fresa para recordar ese pastel tan delicioso que inspiraba toda la propuesta.


Aunque elegí el rosa más intenso, dentro de la gama pastel tengo varios tonos porque la verdad es que me encantan...


Les dejo finalmente con algunas imágenes más de la manicura y sus herramientas...

¿Se apuntan al rosa pastel?
Servidora, sin dudarlo ;)
BESOS!