sábado, 5 de marzo de 2016

Actualización de mi rutina: Cuidados esporádicos y otros

Me restaba este post: rutina de limpieza y cuidados esporádicos que utilizo en mi rostro. Os hablo hoy de ambos momentos y así termino de actualizar mi rutina en cuanto a faciales.

¡Pasen y lean!


1. Limpieza: Todo a OZ Naturals.

Conozco esta marca desde Noviembre, pero aún no me he puesto a sacarla en el blog...y ya era hora. De corte totalmente natural y con precios asequibles, es una marca norteamericana que se esta haciendo un hueco en el mercado español a través de Amazon y para mi, ya tiene la enhorabuena.
Hace poquísimo os he hablado de la limpiadora, tengo pendiente contaros acerca del tónico y tengo ya empezado un serum de noche a base de Ácido Hialurónico y Vitaminas C y E que me está encantando (si recordáis, al de Boots le quedaba un suspiro...tened en cuenta que funciono con entradas programadas y las escribo un par de semanas antes).
Bueno, resumiendo, que me está encantando la marca porque sus productos van muy bien, tienen activos potentes e INCIS respetuosos.

2. Calmar y exfoliar.
Parecen dos caras opuestas, pero yo diría que son más bien procesos complementarios. Cuando he estado con las crisis alérgicas he pasado por una fase de enrojecimiento e hinchazón en la que sentía la piel caliente y muy sensible. Os conté ya en este post que Roseliane de Uriage ha sido mi salvación en ese sentido, porque, junto con el agua termal de Vichy, que me aliviaba los picores y alejaba de mí la tentación de rascarme como una posesa, se iba encargando de calmar de mi piel estos sintomas tan molestos y antiéstéticos, aliviando inmediatamente y desvaneciendo la rojez gradualmente (obviamente, como apoyo al tratamiento médico que me pusieron los especialistas). Con respecto al agua termal, pronto tendréis review en el blog.
  

Pues bien, tras unos días (pocos) utilizando esta pareja y ya con mis rojeces e hinchazón calmada, la segunda fase de la alergia consistía en pelarme como un lagarto (como si te quemas en la playa y mudas la piel, de hecho la sensación inicial con las rojeces era como de piel quemada del sol elevada a la enésima potencia) y para ayudarme en este proceso y permitir que mi piel siguiera aprovechando mejor los tratamientos, la exfoliaba ligeramente con el Exfoliante luminosidad con arándanos de Apivita. Que ojo, como os he dicho en su momento, suave no es, pero yo lo usaba sin insistir, que en esto también está el modo en que uno lo emplee para ser más delicado o más exhaustivo.


3. Aceites: Dernove y Uresim
No puedo dejar de resumiros dos aceites aquí que también han sido fieles compañeros en estas lides: el aceite Dernove, de rosa mosqueta,del que os hablé hace también poquito. Como os decía en aquel post, los prefiero que sean 100% aceite de mosqueta (o del activo que sea) y con este me dieron, un poco, “gato por liebre” (culpa mía, al no mirar el inci in situ) pero la verdad es que pese a todo, mal no me ha ido.
Con respecto al aceite de Uresim de pepitas de uva, que ya salió en el blog hace mucho, recuerdo que me costó hacerme con él porque aplicarlo directamente como tratamiento se me hacía pesado…pero es de los mejores desmaquillantes que he usado, máxime, cuando la piel está sensibilizada. Lo usaba especialmente para ojos y labios y lo terminaba de retirar con un jabón o tónico suaves.

4. Mascarilla de noche.
¡Casi se me pasa! Ya sabéis que cuando hablo de cuidados esporádicos me gusta también hacerlo de mascarillas porque suelo darme dos, espaciadas, a la semana: una limpiadora y otra nutritiva/hidratante.
Con estos “jaleos” alérgicos preferí saltarme esa rutina (tenía yo la cara para arcillas o peelings) pero en ese sentido, lo suave y fresquita que es la Drops of Youth me ayudó a ser constante..de otra manera. En plena crisis no la usaba (tiene un inci complejo que en esos días me convenía evitar, usaba el aceite de rosa mosqueta y a volar) pero sí después, a modo de ayuda intensiva para terminar de ayudar a mi piel a reponerse.

…y eso es todo, que no es poco.
Espero que os haya sido útil para organizar vuestras rutinas…o simplemente, por el placer de curiosear en ajenas (a mi, me encanta, lo confieso).
Si queréis que os cuente sobre la corporal y/o capilar, no tenéis más que decírmelo en comentarios.
¡¡BESOS!!

@gadirroja en INSTAGRAM